La otra hija (Luis Berdejo 2009)

Título original: The new daughter.
Dirección: Luis Berdejo.
País: USA.
Año: 2009.
Duración: 108 min.
Género: Thriller sobrenatural.
Interpretación: Kevin Costner (John James), Ivana Baquero (Louisa James), Gattlin Griffith (Sam James), Samantha Mathis (Cassandra Parker), Noah Taylor (profesor Evan White), Erik Palladino (oficial Ed Lowry), Sandra Ellis Lafferty (sra. Amworth).
Guión: John Travis; basado en un relato de John Connolly.
Producción: Paul Brooks.
Música: Javier Navarrete.
Fotografía: Checco Varese.
Montaje: Tom Elkins y Robb Sullivan.
Diseño de producción: Chris Shriver.
Vestuario: Dana Campbell.
Distribuidora: Vértice Cine.

Uno no puede menos que asombrarse de la inventiva (o la falta de ella) de los guionistas para sobre una misma idea ir añadiendo pequeños matices que puedan alumbrar un nuevo film.

En este caso la idea está más trillada que ver a Rajoy vestido de Eduardo Manostijeras, recortándolo todo. Un padre, escritor exitoso, a quien su mujer le ha abandonado se va de la gran ciudad, junto a su hijo pequeño y su hija adolescente a una casa enorme, en medio de la nada, en la cual, como no podía ser de otra manera, ocurrió un hecho atroz, que el prota, John desconoce en un comienzo para darse por enterado luego, cuando ya no hay marcha atrás, y la parca tiene el estómago lleno.

Lo único novedoso es que próximo a la casa donde vive John y sus dos hijos: Louisa y Sam, hay un túmulo misterioso. Un túmulo que esconde una pasado, en el cual moran unos seres de aspecto monstruoso, que quieren contactar con Louisa para perpetuarse.

La música es obra del español Javier Navarrete. y la historia está basada en un relato de John Connolly.

A la película le sobra casi media hora. Su ritmo es lento y aburrido y uno barrunta lo que puede suceder, si bien el final si que es más macarrilla de lo esperado. Lo mejor de la película, o lo menos malo, es la interpretación de la española Ivana Baquero, muy bien en la piel de esa adolescente capaz de sacar a su padre de quicio en todo momento, con las hormonas a flor de piel y todo ello acrecentado por la «posesión» que sufre.

Si la película ha tenido algo de repercusión es por la presencia de Kevin Costner, necesitado hace tiempo de un buen taquillazo, que aquí da vida a ese padre entregado a la causa, que recibe palos por todos lados, y que ni si quiera tiene la oportunidad de «rehacer su vida», junto a esa sensual profesora que le pone ojitos y que estaría entregada a la causa amorosa.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: