18 regalos (Francesco Amato)

La película 18 regalos del realizador italiano Francesco Amato está basada en hechos reales. Elisa, embarazada, acude al ginecólogo y allí le informan de que la niña que va en camino está bien, pero que ella tiene un tumor en el pecho, tan extendido que no hay solución.

Suguiendo la línea de otras películas, igual de lacrimogenas que esta, como por ejemplo Mi vida sin mí, de Isabel Coixet, a pesar de las circunstancias, Elisa decide dejar un legado a su hija. Pensará en 18 regalos que le irá entregando su padre, uno por año, hasta su mayoría de edad.

La acción se traslada luego al momento en el que la joven va a cumplir los 18. Una joven enfrentada con el mundo, a quien le pesa y duele la falta de su madre, que sale disparada del hogar una noche de farra y resulta atropellada, entrando en coma y que afortunadamente no será un punto final.

Aquí viene entonces la parte fantástica de la película, porque la joven será atropellada por la que será su madre -el mismo día en el que a ésta le diagnostican el cáncer terminal- que la lleva a su casa para curarla y luego cuidarla. Creándose una especial relación entre ellas. Quizás porque Elisa ve en Anna, la hija a la que nunca verá crecer.

De esta manera la hija consigue conocer así a su madre, los meses anteriores a su muerte y a su padre, 18 años atrás, y entenderlos mejor a ambos. Todo es siempre una tragedia tanto para que el que se va como para quien se queda.

Vittoria Puccini como Elisa y Benedetta Porcarelli como Anna sostienen la película con sus dos grandes interpretaciones, dotando a sus personajes de una gran intensidad dramática, la propia cuando la muerte ronda cerca. Es esta una película que propicia las llantinas, de una sensibilidad desarmante, explicitando un amor filial que solo habita en la fantasía, pero que resulta igualmente conmovedor.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: