Arn el Caballero Templario

Arn El caballero templarioTITULO ORIGINAL Arn – Tempelriddaren (Arn: The Knight Templar)
AÑO 2007
DURACIÓN 139 min.
PAÍS: Suecia
DIRECTOR Peter Flinth
GUIÓN Hans Gunnarsson (Novela: Jan Guillou)
MÚSICA Tuomas Kantelinen
FOTOGRAFÍA Eric Kress
REPARTO Joakim Nätterqvist (Arn Magnusson), Sofia Helin (Cecilia Algotsdotter), Michael Nyqvist (Magnus Folkesson) Stellan Skarsgård (Birger Brosa) Bibi Andersson, Joy Andersson, Johan Arrenius, Mikael Bohlin, Tomas Bolme, Nicholas Boulton, Jakob Cedergren, Lina Englund, Thomas W. Gabrielsson, Vincent Perez, Elise Pärnenen, Nijas Ørnbak-Fjeldmose, Marin Wallström

Muchos libros se publican cada año, bajo el formato de novela histórica abordando Las Cruzadas y los Templarios. Al cine apenas se trasladan estas historias, y cuando esto ocurre, como con El Reino de los Cielos, el resultado es nefasto. Arn el Caballero Templario es la traslación a la gran pantalla de las tres novelas de Jan Guillou. La película es Sueca. Una de la más caras de la historia. Arn es un joven, que tras ingresar en un monasterio, recibe las instrucciones de otro cura, que lo instruye en el arte de las armas. Ama a Cecilia, pero su hermana se la juega, acusando a Arn de haber mantenido relaciones sexuales con ella y Cecilia acaba en un monasterio, sin llegar a tomar los votos de monja.

Arn es enviado como castigo a Tierra Santa, a luchar para defender la religión de Cristo y conocerá al mismísimo Saladino. La historia es entretenida, y la puesta en escena es ejemplar. Tanto la fotografía, la música, la iluminación y lo que es más importante unas interpretaciones consistentes que hacen de esta historia un producto muy interesante, lejos de cualquier efectismo gratuito, exenta de vacuidades, bien cimentada históricamente, la historia de Arn engancha, y su historia de amor es de las que perduran.

Sofia HelinLa batalla final es espectacular y esos tonos almibarados lamiendo las dunas son de ensueño. Que un país pequeño como Suecia sea capaz de parir una producción de esta talla que le da sopas con ondas a las producciones americanas infinitamente más caras, sin recurrir a los efectos especiales ni al corchopan (ineludible en películas históricas), es para quitarse el sombrero y alardear las virtudes de esta producción sueca rodada hace un par de años, que a pesar de no haberse estrenado en España, debe ser mentada para aquellos que quieran ver un producto de acción bien trenzado, con elementos históricos y un presupuesto discreto, y es que cuando uno tiene claro qué hacer y cómo hacerlo ya tiene media película hecha.

La película está basada en la Trilogía sobre Las Cruzadas escritas (2002-2003) por el autor sueco Jan Guillou

Advertisements

1 comentario en «Arn el Caballero Templario»

  1. Me encantó. No sé por que en otras páginas la señalan como lenta y llevar una trama soporifera. Esta película supera con creces producciones norteamericanas que se basan más en los efectos especiales dejando de lado los diálogos, paisajes y nos presentan muchas veces personajes huecos que de repente pelean mucho pero no transmiten nada más que acción.
    Muy buena película y altamente recomendable.

    Responder

Responder a Brenda Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: