Bienvenido al norte (Bienvenue chez les Ch’tis 2008)

Bienvenido al norteDirección: Dany Boon.
País: Francia. Año: 2008. Duración: 106 min.
Género: Comedia.
Interpretación: Kad Merad (Philippe Abrams), Dany Boon (Antoine Bailleul), Zoé Félix (Julie Abrams), Anne Marivin (Annabelle Deconninck), Philippe Duquesne (Fabrice Canoli), Guy Lecluyse (Yann Vandernoout), Zinedine Soualem (Momo), Jerome Commandeur (inspector Lebic), Stéphane Freiss (Jean).
Guión: Dany Boon, Alexandre Charlot y Franck Magnier; basado en un argumento de Dany Boon.
Producción: Claude Berri, Jérôme Seydoux y Richard Pezet.
Música: Philippe Morlier. Fotografía: Pierre Aïm.
Montaje: Luc Barnier y Julie Delord.
Diseño de producción: Alain Veissier. Vestuario: Florence Sadaune.

Estamos de enhorabuena porque en el Festival del Actual que se celebra esta semana en Logroño, en el Maratón de Cine podremos disfrutar de esta estupenda comedia gala que ha arrastrado a más de 20 millones de franceses a los cines para verla.

Ya le he visto y me ha encantado. No es otra cosa que un cuento con final feliz y en esta época del año cargada de promesas y buenos sentimientos una producción así es de las que calan hasta el fondo.

Philippe es un director de una oficina de correos, que sueña con ser trasladado al sur pero que debido a una mala jugada (hacerse pasar por minusválido) es enviado al NORTE, para un mínimo de dos años, donde hace frío el paraje es inhóspito y la gente despiadada: o eso en teoría.

Al principio Philippe lo pasa mal, pero le cuesta poco aceptar las costumbres locales, familiarizarse con le idioimja ch´ti y a medida que vaya haciendo amistad con sus subordinados; sus cuatro compañeros de trabajo, la cosas pasará de ser un infierno al paraíso.

Philippe ha dejado en su casa a su depresiva mujer y a su hijo. Ahora que él está lejos y su mujer en la distancia vela por él, es cuando mejor se encuentra, mejorando de su depresión, al sentirse útil. Mientras Philippe se lo pasa pipa en su nuevo destino, comiendo patatas fritas, tomando sus cervezas en los bares, charlando con los lugareños, gente muy acogedora, con los cuales acabará compartiendo tragos.

Así que Philippe debe mentir para contentar a su mujer y contarle milongas; que hace frío, que la gente es tosca y simple, etc..hasta que ésta decida ir a ver donde trabaja su marido, y entonces se orqueste una obra extraordinaria, jugando al engaño.

Las risas están aseguradas, en mayor medida para los franceses que gozarán con los juegos de palabras y las pronunciaciones, de ahí que una vez traducida se pierda el 50% de la gracia de la misma, lo que hace recomendable que se vea en versión original como afortunadamente tendrán oportunidad de hacer quien acuda al Maratón de cine de Logroño en los cines Golem.

El artífice de esta disparatada y entrañable comedia es Dany Boon, que además de dirigirla, ser el autor del guión también la interpreta.

Quizá el éxito de la película resida en que los personajes son de carne y hueso, con sus limitaciones (miedo a la mujer o a una madre), sus pequeñas alegrías y su echar para adelante, en un ambiente local, donde todos se conocen, donde la vida pasa sin sobresaltos, donde queda patente que la vida se puede vivir de muchas maneras, y a veces basta tomar unas cervezas con unos amigos o charlar con alguien para encontrarse como en casa, o mejor, aunque sea en el NORTE..

Como dice el amigo de Philippe, Antoine, la gente que viene al Norte llora dos veces una cuando viene y otra cuando se va, y nosotros como espectadores también lloramos.

Homenaje sentido al Norte de Francia, al que su director dedica la película en la figura de su madre.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: