Borat crítica película

Cartel Borat películaDirección: Larry Charles.
País: USA.
Año: 2006.
Duración: 84 min.
Género: Comedia.
Interpretación: Sacha Baron Cohen (Borat), Ken Davitian (Azamat).
Guión: Sacha Baron Cohen, Anthony Hines, Peter Baynham y Dan Mazer; basado en un argumento de Sacha Baron Cohen, Peter Baynham, Anthony Hines y Todd Phillips.
Producción: Sacha Baron Cohen y Jay Roach.
Música: Erran Baron Cohen.
Fotografía: Anthony Hardwick y Luke Geissbuhler.
Montaje: Peter Teschner y James Thomas.
Dirección artística: David

Sacha Baron Cohen popular cómico inglés se pone en la piel de Borat, (uno de sus personajes, no tan famoso como Ali G) reportero de Kazajistán que se dará una vuelta por los EEUU a fin de hacer sobre las glorias de ese país que luego contará a los Kazajos.

La película rehuye del menor virtuosismo visual y transita por la senda de un pretendido feismo que hace la película más real y descarnada. Bajo la vista de ese Kazajo que desconoce la vida en los EEUU, irá soltando por su boca todas las perlas que le vengan en mente: cuál es la mejor arma para matar a un judío, o el mejor coche para atropellar a un gitano, sin que los dependientes se vean contrariados, dándole a la conversación visos de normalidad.

Borat es Sacha Baron CohenSin ser documental, la película a veces lo parece, en algunas escenas como el bautizo de Borat en la congregación evangélica. Borat con su inocente mirada no dejará títere con cabeza y negros, homosexuales, clase bien, etcétera, entrarán dentro de sus parodias.

Algunos momentos funcionan mejor que otros (como la lucha en pelotas de los dos kazajos en el hotel), pero hay que reconocer que Borat es una apuesta arriesgada, cuyo estreno mundial y gran éxito en táquilla no casan con una comedia tan poco «al uso» como esta, que levantará ampollas y polémicas, pero al final, este Borat misógino, homófobo y xenófobo, al menos de palabra, mostrará su lado más vulnerable y humano.

Por cierto, qué diferencia ver a Pamela Anderson, objeto del deseo de Borat con la que quiere esposarse, cuando era CJ en Los Vigilantes de la Playa y verla ahora, de divorcio en divorcio con cara de loca.

Pamela Anderson con cara de haberse metido más de la cuenta Pamela Anderson cuando vigilaba la playa con su bañador rojo

Enlaces | El efecto Borat

10 comentarios en “Borat crítica película”

  1. Borat es la mejor pelicula de humor que existe, porque la realidad hace gracia, que soy racista porque me guste borat, pues lo seré, pero me hace mucha gracia que los unicos que les tratan bien en la pelicula son judios y el los odia etc, ver a los americanos jalear el «que no quede ni un niño en irak» pues si, me hace gracia, que se meta con los judios (el es judio) gitanos etc, pues tambien, porque te puedes reir de un currela blanco, pero no de otra etnia minoritaria etc, seguir leyendo mierda que os eduque, en vez de pensar por vosotros mismos.

    Responder
  2. Hola Zdenka, gracias por tu comentario. Coincido contigo, tenemos que aprender a reirnos de nosotros mismos, y a no buscar siempre culpables a quien culpar de nuestra incompetencia y presente.
    Saludos.

    Responder
  3. Borat es una pelicula que logra lo que ninguna otra habia logrado antes, toca temas tan polémicos por los que todo el mundo se ha desgarrado las vestiduras, y los transforma en hilarantes e irreverentes situaciones, no es nada nuevo puesto que tenemos los chistes de gallegos, los de judios, los de gays, solo que la genialidad de Baron Cohen los mescla en un cotail explosivo que hiere susceptibilidades, por supuesto, pero logra su cometido, hacer conciencia, Borat se inmola ante el dedo inquisidor de sus detractores, pero abre un resquicio en la ética individual, no podemos tapar el sol con un dedo y decir que las cosas aberrantes que ocurren en el mundo no existen, que no deben ser plasmadas en una película, quizás por ello, Sacha Baron Cohen quien es judío y un gran luchador por los derechos humanos de las minorías desde su trinchera de «Da Alí G Show» no encontró un modo más efectivo que la risa, un idioma universal, para atraer las miradas de todo el orbe hacia lo absurdo que pueden llegar a ser, el odio racial, la homofobia, la xenofilia, la intolerancia religiosa y la misoginia. Por lo que no me queda mas que cagarme de la risa y alabar grandemente al genio de Baron Cohen. Recordando un poco que aquel que no ha aprendido a reirse de si mismo siempre estará a expensas de los demás. Saludos.

    Responder
  4. solo hay una forma de que te guste esta pelicula: que seas nazi, antisemita, racista, homofobico, ignorante, intolerante, analfabeto, en resumen que tengas MIERDA EN LA CABEZA

    Responder
  5. jonatan, so puton, escribe bien

    si quieres manifestar tu opinion, manifiestala, pero con un minimo de decencia en la escritura, joder

    Responder
  6. BORAT ES UNA PELICULA QU EN MEDIO DE LA COMEDIA Y DE ABSURDOS , MUESTRA LA REALIDAD COMO VIVIMOS EN ESTE PLANETA, DIFERENCIAS DE RAZAS, DISCRIMINACION, RELIGIONES, LA MUJER EN SI,ES UN EXCELENTE FALSO DOCUMENTAL. CON MUCHO PICANTE.

    Responder
  7. la pelicula es excelente po no decir la mej0ro eu he visto en este tipo de humor asi de burdo y acido
    me sugto mucho al escenad elos negros me hice cagar dela riza

    Responder
  8. la peliculiqla es pesima………….ademas no le veo sentido ya que «borat» es un imbesil y no me iso reir para nada en toda la pelicula…….si la ban a ver mejor beanse algo bacano y noi esa malesa

    Responder
  9. Esta película a pesar de cierta acidez, tiene un gran defecto y es el mismo personaje principal Borat, un tipo que hace esfuerzos por parecer tonto y al final terminas odiandolo; porque salta a la vista el sobreesforzadísimo anhelo de Sacha Baron Cohen por decirte ríete de mi, mira que gracioso soy.

    Algunos gags se salvan como el de la escena de lucha con su compañero, o cuando es invitado a una casa a cenar; sin embargo rapidamente se vuelve floja y cae en su infelíz argumento de un reportero enamorado de Pamela Anderson (solo les falto vestir a Borat con un polo de Kurt Cobain, este y la Anderson personajes ya demasiado trillados, parece que esta película fuera de 1991), Borat se burla de la idiosincracia americana, la del mundo musulmán y una parte de Rusia. Esta película pareciera ser dirigida a ciertos públicos ansiosos de poder que creen que el mundo esta mal porque solo roban camara dos grupos de poder: Todo lo que simboliza Estados Unidos y todo lo que simboliza el medio Oriente. Por eso ha recibido buenas críticas por parte de aquellos que se sienten relegados a un segundo plano en el mundo actual, como ciertos críticos de cine franceses.

    Y si has visto ya un buen numero de capítulos de South Park, este te parecera un bodrio. Creo que si Cartman viera esta película se bajaría el pantalón y le mostraría sus gordas nalgas (y eso si me da mucha risa jajajajaja!@#%$*#@%$)

    Responder

Responder a Objetivo Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: