[Crítica] Siete Hermanas 2017

Siete Hermanas es una historia distópica, ambientada en un futuro relativamente cercano, 2073, en el que la superpoblación en La Tierra es contrarrestada con una ley que obliga a las familias a tener un solo hijo, la Ley de Asignación Filial.

Para controlarlo existe un departamento llamado C.A.B que se encarga de hacer controles y de «procesar» a los hermanos fruto de partos múltiples, que han aumentado o de hijos escondidos. Supuestamente son crionizados y guardados en cámaras de donde algún día podrán salir, si la situación lo permite.

Al frete de esta oficina y con vistas en la alta política se encuentra Nicolette Cayman, a la que interpreta una Glen Close muy lejos de sus grandes actuaciones y con un personaje que para su importancia está extrañamente relegado a un segundo plano.

Pero la historia que se nos cuenta y que da vida al título español (el original era What happened to Monday, o ¿Qué le pasó a Lunes?) es la siete hermanas que consiguen llegar a adultas ocultándose en una casa y viviendo bajo una identidad conjunta, la de Karen.

Estas siete hermanas se llama cada una como un día de la semana: Lunes, Martes,… y salen solo el día de la semana de sus nombres. Aunque cada una tiene su estilo siempre se caracterizan de la misma forma cuando salen. El abuelo de las chicas, encarnado en Willem Dafoe las instruye en sus primeros años para conseguir que el plan sea un éxito, y lo consigue aunque no las acompaña en su edad adulta por razones para nosotros desconocidas. No hay historia trágica de cuando las deja que se nos muestre.

Siete Hermanas Siete, de Lunes a Domingo

A las siete hermanas les da vida Noomi Rapace, multiplicada por siete. A pesar de que la podáis haber visto lucirse en otras interpretaciones, no es el caso. Y el personajes o los personajes daban para ello, pero no consigue destacar y la historia avanza sin que el protagonismo, delegado en una u otra hermana, haga la historia más interesante.

El nudo se desata cuando el día en que a Karen la van a ascender Lunes desaparece y sus hermanas han de salir a buscarla y arriesgarse. Se darán cuenta de que cada una de ellas tenía pequeños secretos, que la jefa de C.A.B. no es trigo limpio y que la propia agencia tiene su lado oscuro. Iba a deciros que eso os lo dejo para que lo descubráis por vosotros mismos viendo la peli, pero si tenéis cosas mejores que hacer, os lo podéis ahorrar.

La historia no acaba de arrancar interés, a las hermanas tampoco las llegamos a conocer como para identificarnos con ella y el en principio buen reparto de los 3 protas citados no acaba de sacar el potencial que lleva dentro. No deja de ser un entrenimiento de los que siempre digo de encefalograma plano.

Trailer oficial Netflix

Nuestra puntuación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: