De Amor y Monstruos (Love and Monsters, 2020)

Hoy vamos a hablar de una película entretenida, apocalíptica, con monstruos y amor, como bien deja claro su título y que no tiene pretensiones más allá de hacer pasar un buen rato.

La historia previa

La primera parte de la historia, los prolegómenos, se nos cuentan en forma de cómic durante los primeros minutos de la peli.

Desde la Tierra se detecta un asteroide que va a chocar irremediablemente con ella. Por primera vez, todas las naciones se unen para hacer frente común y lanzan multitud de cohetes para reventar el pedrusco que viene hacia nosotros. Y lo consiguen.

Pero lo que en principio es un éxito para la humanidad, al poco tiempo se convierte en su condena, cuando los restos empiezan a caer a la Tierra en forma de una especie de lluvia ácida que hace mutar a gran parte de especies convirtiéndolas en gigantescas criaturas mortales.

El apocalipsis ha llegado

Así que la mínima parte de la humanidad que ha podido sobrevivir se ve forzada a vivir en refugios subterráneos, intentando repeler los ataques de estos monstruos y sobreviviendo a duras penas como pueden.

Ahí nos trasladamos a 7 años después y empieza la acción. Vemos como los que han podido sobrevivir lo hacen en bunkers y otras instalaciones similares, pero que no son del todo seguras y a veces los ataques de las criaturas diezman a sus ocupantes.

El prota

Y conocemos al prota, Joel, que es un joven que perdió a sus padres en su primera ola y que ha sido alojado en un bunker con gente que cuida de él. Es bastante desastre y cada vez que ocurre algo se bloquea, por lo que tienen de cocinero.

Una de sus aficiones es la de dibujar, por lo que mantiene un diario con dibujos de lo que va sucediendo. Pero tiene un problema. En su bunker todo es gente joven y emparejada y cuando todo sucedió él se vio separado de forma abrupta de su novia.

Tras años usando la radio para intentar encontrarla, por fin da con el refugio en el que ella se encuentra, viva y sana. Pero está a 7 días andando, lo que dadas las circunstancias es una odisea. Véase ahí el paralelismo con la obra del mismo nombre de Platón

Pero da igual, el amor puede más que los monstruos y el chico se decide a tirar para adelante y a conseguir llegar a los brazos de su amada. Lo cierto es que vivir en penuria lo ve peor solución que morir en la aventura, y allí se lanza.

El viaje

Durante el viaje, como podéis suponer se encuentra a todo tipo de bichos que intentan comerle, de los que, como no puede ser de otra forma, saldrá más o menos ileso.

Lo cierto es que la historia se mantiene gracias al buen hacer del protagonista, encarnado por Dylan O’Brien, al que puede que conozcáis de alguna película para jovenzuelos, no es mi caso, pero el actor lo hace bien y puede llevar con soltura este protagonismo, uniendo acción, aventura y humor.

También se convierte en un personaje más el perro con el que se encuentra en ese viaje. Una víctima igual que él que ha perdido a sus seres queridos, pero que resulta ser listo y una gran compañía en este viaje.

Los Monstruos

Hay que destacar que los monstruos están muy bien hechos. Son creíbles y aunque sabemos que son digitales, no destacan por nada malo y se integran perfectamente en el apocalíptico desarrollo de la historia.

En el camino además el prota se encontrará a una pareja que le ayudará, una niña y un experto cazador, que el rostro más conocido de la película, Michael Hooker, que ya vivió el apocalipsis, zombie en este caso, de The Walking Dead.

De amor y monstruos, escena de acción

Final feliz

No os contaré el final, pero hay que decir que no es tan feliz o tan tópico como pueda ser la costumbre en este tipo de películas hechas para el entretenimiento puro y duro, tiene su cosa. Hay que verla hasta el final.

Pero os aseguro que se puede ver con niños, que es divertida a ratos y trepidante en otros momentos y os gustará si no os esperáis más de lo que os he contado, claro está.

Nominada a un Oscar

Eso sí, no esperéis una historia y un guión para que se lleve el Oscar. Es más, por muy que estuviera, este tipo de historias nunca van a optar a este tipo de premios. Así es la industria.

Pero, oh sorpresa, porque esta película en apariencia menor y muy de subgénero, sí consiguió la nominación al Oscar a los mejores efectos especiales. Y es que como os digo, los monstruos y los efectos están muy bien integrados y forman parte del ambiente sin resultan llamativos ni cantar. Merecida nominación, aunque para mi sorprendente.

Segunda parte de De Amor y Monstruos

Por cierto, que ya se estaba pidiendo una secuela, porque el mundo que se crea para la película es muy grande y solo se muestra parte de él. Una segunda parte con el devenir de los protagonistas de esta estaría más que justificado.

Trailer Oficial: De Amor y Monstruos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: