El orfanato crítica película

El OrfanatoDirección: Juan Antonio Bayona.
Reparto: Belén Rueda (Laura), Geraldine Chaplin (Aurora), Fernando Cayo (Carlos), Roger Príncep (Simón), Mabel Rivera (Pilar), Montserrat Carulla (Benigna), Andrés Gertrudix (Enrique), Edgar Vivar (Balabán).
Guión: Sergio G. Sánchez.
Producción: Joaquín Padró, Mar Targarona y Álvaro Augustín.
Producción ejecutiva: Guillermo del Toro.
Música: Fernando Velázquez.
Fotografía: Óscar Faura.
Montaje: Elena Ruiz.
Dirección artística: Josep Rosell.
Vestuario: María Reyes.
México, España, 2007

He leído por ahí que El Orfanato es ya la película española que más dinero ha recaudado en la historia del cine Español, superando Los Otros de Amenábar y Torrente 2. La taquilla no es sinónimo de calidad, y con Torrente tenemos un ejemplo. Si El orfanato puede compararse con otra película ésta es con Los Otros, la cual tiene unos valores indiscutibles que El orfanato no atesora.

La elección de esta película para representar a España en los Oscar, funcionará como un buen ardid comercial, que dará mayor publicidad a la película ampliando sus horizontes internacionales, que le permitirá aumentar aún más la recaudación. Si El orfanato recauda mucho, el cine español por este año estará salvado y ya saldrán unos cuantos a ponerse las medallas, cifras en mano, ya que El orfanato habrá recaudado tanto como las otras 25 películas españolas que van detrás, o lo que es lo mismo, de todo lo recaudado por películas españolas el 50% o incluso más lo aportará una sola película. Parecido a los años en los que Amenábar o Segura estrenaban sus películas. ¿Es eso hablar de una industria del cine consolidada en España?. Cada cual que piense en ello.

Ángel Fernández Santos en uno de los artículos de su libro La mirada encendida comenta las grandes ventajas que tiene ver una película en pantalla grande en comparación con verla en un televisor. Comparto las ventajas, pero si hablamos de incovenientes también podemos hacer una larga vista. Yo la vi, en una sala donde la mitad del público eran niños y niñas de entre 11 y 14 años. Cada escena era objeto de burla, de cachondeo general. Todo valía para chistar, toser, estornudar, cuchichear. Cuando había motivo para asustarse, esto se transformaba en una oleada de gritos, a la que sucedía una risa nerviosa y un cuchicheo que impedía seguir lo que los actores y actrices decían.

En cuanto a la película ofrece una temática nada original. El sitio donde se sucede la historia es una casa fantasmagórica, en la que antaño había un orfanato y en la cual, una de las niñas que allí moró, Laura, quiere ahora que es adulta, está casada y tienen un hijo, Simón, poner una residencia para niños con minusvalías psíquicas.

En la casa todo asusta. Es grande, los suelos son de madera, y crujen cuando se pisan. Las paredes son oscuras, hay multitud de puertas y rincones sin explorar. El niño Simón, tiene amigos imaginarios, con los que se entretiene. Un buen día Simón desaparece y Laura debe ir más allá de la realidad para recuperar a su retoñó. Está búsqueda dejará secuelas, haciendo dura la convivencia.
Lo mejor de la película es la actriz Belén Rueda. Si con Mar adentro, calló muchas bocas y demostró su buen hacer, ahora con Closer en el teatro y esta película, demuestra o confirma ya, que es una muy buena actriz.

Belén Rueda en el OrfanatoComo apuntó McGuffin en su crítica, esa búsqueda de una madre por encontrar a su hijo desaparecido nos recuerda a The dark, rodada también en el litoral, entre rocas, grutas y acantilados.

El director Juan Antonio Bayona, puede sentirse satisfecho de lo que ha logrado. La película más allá de lo que recaude, entretiene y divierte, asusta mucho más que infinidad de películas de corte similar. Entre los reproches que he escuchado acerca de esta película es que algunos dicen que es lenta, que algún espectador se ha pasado media película con los ojos cerrados (por miedo, no por aburrimiento), que parece una americanada. Esto es lo mejor. Si una película es muy española y castiza, Torrente, por ejemplo, es una españolada que repele a los espectadores, pero si asemeja el hacer de los americanos, es una americanada y eso también es reprobable, cuando ésta es su principal virtud, porque esta película bien es cierto que no parece española, de ahí que se pueda ver y vender en cualquier rincón del mundo.

La historia es universal: una madre dispuesta a ir al más allá (aunque se quede para allá) para buscar a su hijo. Parecido al protagonista de Apocalypto pero ambientado en otra época. Bayona logra epatar en algunos momentos, crear un climax que va de menos a más, sin acelerones, dosificando la historia, por goteo, con algunos momentos como la escena previa a la ducha, que espanta. Pocas veces he sentido miedo en el cine, y con El orfanato tuve algún momento que otro, en el que creía ver muertos 🙂 .

Vayan a verla si les apetece. Estamos de enhorabuena si la gente está dispuesta a pagar seis euros por verla, lo mismo que paga por ver memeces como Noche en el museo o Ghost Rider.

Otra crítica de El Orfanato en cuak

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: