Giorni e nuvole (Silvio Soldini 2006)

Giorni e nuvoleTitulo original: Giorni e nuvole
País: Italia/Svizzera
Año 2006 Duración 116 min
Director Silvio Soldini
Guión Doriana Leondeff, Francesco Piccolo
Fotografia Ramiro Civita Montaje Carlotta Cristiani
Paolo Verrucci Musica Giovanni Venosta
Elenco: # Margherita Buy: Elsa # Antonio Albanese: Michele # Giuseppe Battiston: Vito # Alba Rohrwacher: Alice
# Carla Signoris: Nadia # Fabio Troiano: Riki
# Arnaldo Ninchi: padre di Michele # Tatiana Lepore: Cristina

Giorni e nuvole nos presenta el conflicto que surge en el seno de un matrimonio cuando él, Michele, pierde su trabajo como directivo en una empresa y entra en un territorio nuevo, en tierra de nadie, donde de la noche a la mañana no tiene nada que hacer, ni mucho empeño en salir de esa situación. Esto supone a la pareja bajar varios escalones en su nivel de vida, vender su lujosa vivienda e irse de alquiler a otro barrio, en la ciudad de Génova (ciudad a la que Guccini homenajea en su canción Piazza Alimonda).

Dicen que la felicidad con dinero se disfruta todavía más. En caso de problemas, si la situación económica no es boyante todo se cierne más negro. Una vez que Michele esté en la calle, Elsa, la mujer se pluriempleará, trabajando durante mañana y tarde, para aportar ingresos a las arcas familiares, lo cual no está exento de tensiones, dado que a ella esto le supone dejar de lado su pasión por la restauración de arte, y se encuentre desguazada al llegar al hogar tras una dilatada jornada laboral, mientras que el marido pasa las horas en casa, tumbado en el sofá, leyendo o no haciendo nada, lo cual crea en Michele una sensación de insatisfacción y frustración, al tiempo que ambos llegan a ese punto en el que cualquier palabra proferida es un arma arrojadiza, sustancia de un enconado encontronazo verbal, sin que él lleve nada bien su nueva situación de mantenido. Elsa le reprochará su poco empuje, su falta de ambición, mientras él tras algún intento fallido por salir del lodazal entrará luego en un movimiento inercético que lo sume en la apatía.

A fin de cuentas e independientemente del estrato social de cada uno (ya tuvimos una película española «Los lunes al sol» que abordaba también el tema del desempleo), en este caso una pareja burguesa, perder un trabajo es una tragedia, máxime cuando en el corto plazo no se encuentra otra ocupación y los meses se amontonan, enturbiando el horizonte de nubes negras, socavando la autoestima en uno mismo.

Buena química en la pareja protagonista formada por Margherita Buy, que funciona bien en cualquier registro y Antonio Albanese y sostienen ellos solos el peso de la trama, de corte teatral por sus escasas localizaciones y su mucho diálogo parejil.
A la postre, Giorni e nuvole supone un interesante acercamiento al problema del desempleo (curioso que en España con un 20% de personas desempleadas, no se hayan hecho unas cuantas películas recientes sobre el asunto, en clave dramática o humorística), ya que la historia es dura y realista, sin edulcoramiento alguno, dejando abierta no obstante la puerta a la esperanza, a ese momento en el que el ser humano, se crece ante la adversidad y decide tirar para adelante, tras un tiempo amodorrado en su ensimismamiento, si bien se trata de una puerta entreabierta que el día a día puede cerrar de un portazo en nuestras narices inopinadamente.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: