Greyhound (Aaron Schneider)

Greyhound es una película bélica dirigida por Aaron Schneider, y realizada a la mayor gloria del actor Tom Hanks (autor del guion sobre
la novela de C.S. Forester), protagonista absoluto, a pesar de ser esta una película coral, ambientada en 1942, al poco de implicarse los americanos en la Segunda Guerra Mundial, en la que el protagonismo lo
tiene la contienda naval que un convoy de acorazados aliados librará contra los submarinos nazis que se ciernen sobre el convoy como una manada de lobos hambrientos sobre un corderito, que como veremos, de corderito tiene poco.

En mar abierto, por el Atlántico Norte y sometidos a las inclemencias climatológicas, el barco Greyhound irá finiquitando submarinos nazis, nada menos que cuatro, durante las horas previas a recibir el apoyo
aéreo.

Toda la película transcurre dentro del submarino, en un continuo trajín de órdenes dadas y recibidas y luego en mar abierto donde vemos las batallas que libran el Greyhound con los submarinos, que apenas se ven salvo cuando lazan un torpedo, o bien cuando son alcanzados por las cañones del Greyhound y tras reventar quede el mar lleno de sangre y restos de cadáveres.

Le favorece al film que su duración no exceda de los noventa minutos, que se pasan en un suspiro. Hanks da vida al comandante Krause, católico hasta las trancas, que trata de hacer lo correcto en cada momento, incluso cuando la batalla le plantea auténticos dilemas morales como ir al rescate de unos hombres que se se están ahogando o acudir al rescate
de otros barcos del convoy.


Más allá de eso, no hay más introspección en los personajes, pues prima más lo bélico, la destreza técnica en dar caza y muerte a los submarinos nazis y mostrar el código de honor y lealtad que rige en el barco.

Se desaprovecha la ocasión de sacar más jugo a un actorazo como Stephe Graham (The Virtues) que es aquí una mera comparsa.

Acostumbrados a ver contiendas bélicas en las que el protagonismo lo tiene la infantería, Greyhound amplia el foco para mostrarnos el papel que en esta contienda bélica jugó también la marina.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: