Jericho: Capítulos 7 y 8

JericóUna vez más no he podido resistirme a adelantarme a ver la serie, pero no ha valido de mucho.

Si te estás preguntando si de una vez va a pasar algo espectacular e impresionante de una vez, te aconsejo que sigas esperando y viendo la serie. De momento todo sigue discurriendo de forma tranquila. Hay buenos, malos, hay pequeñas rencillas, pero nada más.

En este episodio en el pueblo celebran Halloween. Los americanos son así. En los peores momentos siempre tienen tiempo de celebrar sus fiestas sagradas. La lista de películas en las que los hemos visto en condiciones de lo más dispar celebrando esa fiesta, el Día de Acción de Gracias o el Día de la Independencia es extensa.

De los personajes de la serie, la bruja de la tienda cada día me cae peor, la muy ratera se aprovecha de su situación todo lo que puede, demostrando bastantes malas artes, por lo que una estantería que se le cayera encima podría venir muy bien a la trama. De vez en cuando los guionistas nos podían dar una pequeña satisfacción Y ya de paso que el alcalde se levante de la cama de una vez, que eso de ser un líder en la sombra está bien, pero este no da un palo al agua. Desde que le dio el primer achaque no levanta cabeza y al final parece que sólo va a salir de casa si es con los pies por delante.

En este episodio se habla de una bomba de 20 kilotones y se dice que alguna que otra ciudad ha quedado reducida a la nada. Sin embargo Nueva York por una vez resiste, sin que sirva de precedente. También hay muchas películas en las que la hemos visto destrozada, pero es lo que decía la semana pasada, estos no tienen presupuesto.

No creo haber escuchado todavía en lo que va de serie un diálogo memorable, de esos para recordar. Tampoco hay ningún personaje que destaque por estar bien definido. Quizás de los que más me gusten sean entre las chicas la de la inspectora pija y consentida que sigue queriendo imponer su ley y hacer las cosas a su manera, pero que en algún momento debería claudicar, y de ellos el hijo del alcalde, que se encarga de organizar todo, arreglar las cosas con su mujer, capear el temporal con su amante y entender a su hermano, aunque es más bien soso, no cambia de cara.

Justo al principio del 8º episodio hay una escena en que los protas van en el coche y, o son cosas mías, o es una de las escenas en que más se nota que hay una pantalla detrás de ellos de las que he visto en los últimos 15 años (por lo menos).

Respecto al negrito Jake, ya parece haber quedado claro que trabaja para el gobierno (bueno… claro, claro), ahora la duda está en saber si es de los buenos o de los malos. Que tenía algo que ver con las bombas, o al menos sabía información también está claro, pero todavía está por ver si simplemente huyó ante lo que se le venía encima o estuvo implicado y ayudó a los “supuestos terroristas” o lo que sean los que las han puesto. Me gustaría que en esta «subtrama» nos sorprendieran, si puede ser.

Jericho | Comienzo | Capítulos 3 y 4 | Capítulos 5 y 6

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: