Jericho: Capítulos 5 y 6

Todavía sigo manteniendo mis dudas sobre esta serie. No acaban de cuadrarme algunos aspectos.

Hay cosas en la historia que están cogidas por los pelos. Me imagino a los guionistas reunidos en una sala, con la mesa llena de papeles, colillas y bolsas de patatas fritas gritando: “Eh! Y si vuelve la luz y la máquina de música está encendida?” “Sí, y además que empiecen a sonar todos los teléfonos del pueblo

La IP mágicaAlgunos aspectos tecnológicos se toman a la ligera en muchas series. Por ejemplo aquí lo de escribir la ip para entrar al correo electrónico también es bueno. ¿Cuánta gente se sabe la ip del servidor de correo de su amiga y de memoria? Pues aquí se la saben y además es la 827.750.304.001. En fin, sin comentarios, supongo que no hace falta que os diga que no intentéis ni probarla, por motivos obvios.

Me pregunto cuanto tardaremos en descubrir el oscuro secreto de Hawkins y del prota Jake, y si verdaderamente tendrán la relevancia que nos intentan hacer creer. Quizás solamente hayan “trabajado con piscinas”. Me fastidian esas series o películas que se pasan tiempo ocultando un pasado supuestamente enigmático, pero luego resulta ser una tontería. Cruzaré los dedos para que este no sea el caso, pero tiene toda la pinta.

El 5º episodio acaba con algo inquietante, pero no impactante, y que nadie espere que eso acabe en fuegos artificiales u otra cosa superlativa. El presupuesto no le da para eso. Esa es una diferencia importante. Por no destripar nada haremos un símil: en unas series acabaría con el presidente de los Estados Unidos por los suelos tras explotarle una bomba en las narices (véase 24, tal cual) y en esta, alguien tendría una bomba y cara de mala leche y al final no explota la bomba y el tío resulta que estaba estreñido.

Esas tácticas eran las que les gustaba a Hitchcock, lo de enseñar la bomba para que todos supieran que va a explotar y aumentar el nerviosismo del personal, pero es que él era el mago del suspense, es difícil igualarlo.

En ocasiones en esta serie me da la impresión de que la continuidad temporal no está muy bien llevada. De repente los personajes están en un sitio haciendo una cosa y en el plano siguiente aparecen en la otra punta del pueblo haciendo algo diferente y por medio parece que no ha pasado el tiempo. Parece que el director se perdió la clase de las escenas de transición.

Jericho | Comienzo | Capítulos 3 y 4

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: