La huérfana (Orphan, 2009)

The Orphan cartel películaTítulo original: Orphan. Dirección: Jaume Collet-Serra. País: USA. Año: 2009. Duración: 123 min. Género: Thriller, suspense, terror. Interpretación: Vera Farmiga (Kate Coleman), Peter Sarsgaard (John Coleman), Isabelle Fuhrman (Esther), C.C.H. Pounder (hermana Abigail), Jimmy Bennett (Daniel Coleman), Margo Martindale (Dra. Browning), Karel Roden (Dr. Värava), Rosemary Dunsmore (Barbara), Aryana Engineer (Max). Guión: David Leslie Johnson; basado en un argumento de Alex Mace. Producción: Joel Silver, Susan Downey, Jennifer Davisson Killoran y Leonardo DiCaprio. Música: John Ottman. Fotografía: Jeff Cutter. Montaje: Tim Alverson. Diseño de producción: Tom Meyer.

Jaume Collet-Serra me sorprendió con La casa de cera, su película anterior, con un final donde todo se derretía y que contó en el elenco nada menos que con la señorita Paris Hilton. Era otra película más de terror con niñatos como protagonistas pero tenía su gracia.

Ahora Jaume vuelve con una película más sobria, para ofrecer una historia que sin salirse de los límites del género ni ofrecer nada nuevo, está lo suficientemente bien hecha como para haber mantenido mi interés las dos horas de duración.
La huérfana que da título a la película es la niña que aparece en el poster de la película, que ya de entrada asusta bastante.
La historia va de un matrimonio con dos hijos que tras la pérdida de un tercera hija poco antes de nacer, deciden suplir ese vacío adoptando una niña, llamada Esther, que proviene de una orfanato ruso.

Bajo esa apariencia de familia feliz hay unas cuantas heridas abiertas que supuran y la hija adoptada, una niña sumamente inteligente, perspicaz y malvada, como melómana que es, sabrá tocar las teclas pertinentes en cada momento para pergeñar una «opera dantesca«, donde todos recibirán su merecido.
Los demonios que anidan dentro de cada uno de los miembros de la unidad familiar, se agitarán al son de la música de Esther, así la madre deberá lidiar con su afición por la bebida, el marido con los cantos de sirena de la infidelidad, el hermano con salvar el pellejo y la hermana con salir de ese estado de postración en el que le deja la complicidad con su nueva hermana.

Con un buen dominio de los resortes dramáticos, y una eficaz dirección de actoress manteniendo un climax constante de angustia, las dos horas que dura la película se ven con ligereza, con varios sobresaltas, en un artefacto perfectamente engrasado que no chirría en ningún momento. Bien, Jaume, muy bien.

Ah, se me olvidaba, la interpretación de Isabelle Fuhrman, dando vida a Esther, es digna de alabanza.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: