La morada del miedo crítica película

Dirección: Andrew Douglas.
País: USA. Año: 2005.
Duración: 89 min. Género: Terror.
Interpretación: Ryan Reynolds (George Lutz), Melissa George (Kathy Lutz), Jimmy Bennett (Michael Lutz), Jesse James (Billy Lutz)
Guión: Scott Kosar; basado en el guión de Sandor Stern; basado a su vez en el libro de Jay Anson.
Producción: Michael Bay, Andrew Form y Brad Fuller.
Música: Steve Jablonsky.
Fotografía: Peter Lyons Collister.
Montaje: Chris Wagner y Roger Barton.
Diseño de producción: Jennifer Williams.
Dirección artística: Marco

Me he llevado una grata sorpresa con esta película. Bien es cierto que nada aporta al género de terror, pero está bien confeccionada y mantiene el interés, con algunos sustos previsibles pero que de todos modos funcionan. Supera con creces a otros productos similares como The Dark, Dark Water, Maleficio, La llave del mal.

La historia dicen estar basada en hechos reales acaecidos en 1974 en Amityville, Long Island, y va de un joven, Ronald DeFeo Jr, el cual oía voces en su cabeza que le conminaban a matar a toda su familia. Dicho y hecho una noche cogió una escopeta y mató a sus padres y a sus cuatro hermanos. Un año después la pareja formada por George (Ryan Reynolds) y Kathy Lutz (Melissa George) y sus tres hijos deciden comprar la casa en donde ocurrieron los hechos, a pesar de conocer la trágica historia.

La película recoge todos los elementos pertinentes del género de terror: una casa siniestra y muy grande, con su trastero y desván, niñas imaginarias que hablan con los nuevos inquilinos, espejos que reflejan seres demoniacos, puertas y ventanas que se abren y cierran solas, ruidos inexplicables, bichos asquerosos que dormitan en las paredes, curas que tratan de exorcizar los malos espíritus.

Al poco de instalarse comienzan a ocurrir cosas extrañas, George empieza a oir voces en su cerebro, tiene macabras pesadillas y alucinaciones, a las 3.15 de la madrugada, la hora en la que Ronald DeFeo Jr, despachó a su familia a balazos y su carácter se torna más violento e irascible. La hija de la pareja, Chelsea, se echa una amiguita imaginaria (Jodie), y la pareja poco a poco se va distanciando a medida que George va volviéndose más paranoico y decide instalarse en el sotano.

Algo que siempre ocurre en estas películas es que media hora antes del final el/la protagonista busca información sobre la casa en la que viven, para una vez que conoce la historia predecir lo que va a pasar. En este caso a los 28 días de instalarse es cuando todo debe quedar solucionado.

La película asusta a ratos y entretiene todo el tiempo, a lo que contribuye que apenas dura 80 minutos. Los protagonistas, cosa extraña en el género actúan bien, sobre todo ella Melissa George (Kathy Lutz), Ryan Reynolds el musculado actor al que había visto en la infumable Blade Trinity, no le darán una estatuilla, pero cumple bien con su cometido.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: