Las aventuras de Buckaroo Banzai a través de la octava dimensión

Gracias a Filmin he podido ver este clásico de culto de los 80, quizás no muy conocido en España, pero que cuenta con un buen número de seguidores como buen título de culto.

Y es que estamos ante una película ochentera total, sin mucho éxito comercial en su momento, pero es que fue estrenada en 1984, un año en el que se estrenaron títulos como Indiana Jones y el Templo Maldito, Pesadilla en Elm Street, Cazafantasmas, Gemlims, Karate Kid, Superdetective en Hollywood, Terminator, Loca Academia de Policía, Footloose, Amadeus,… y podría seguir con unas cuantas conocidas películas. Ya no se hace cine como el de entonces.

Pero Buckaroo Banzai no es comparable a estas películas, ya que podría calificarse más como serie B y su disparatada historia y su inverosímil protagonista, quizás tuvieran más que ver con su falta de éxito que la competencia de aquel año en las salas de cine.

Pero antes de hablar sus personajes y aventuras, echemos un ojo a un reparto de nombres y rostros muy conocidos, pero que en aquel momento no lo eran aún. Como protagonista tenemos a Peter Weller (sí, más conocido por otro mito ochentero, Robocop) y su archienemigo es interpretado por John Lithgow, secundario en muchos títulos y quizás más conocido por la serie Cosas de Marcianos. La chica de la película es Ellen Barkin quien saltaría a la fama años tarde sobre todo por Una Rubia muy Dudosa ya en los 90. Entre los amigos de Buckaroo nos encontramos a Jeff Goldlum, posiblemente el que ha tenido una carrera más exitosa del reparto. Entre los personajes secundarios también vemos a Christopher Lloyd (el Doc de Regreso al Futuro), Vicent Schiavelli (el feo fantasma de Ghost) o Clancy Brown (el malo de Los inmortales o Cadena Perpetua, entre otras). Como veis, todo un elenco de promesas que no han llegado a superestrellas, pero cuyas filmografías como secundarios son extensas y sus rostros más que conocidos.

Para empezar por su protagonista, que da título a la película, Buckaroo Banzai es un hombre del renacimiento traído a la época moderna. Es un músico de éxito, experto en artes marciales, neorocirujano reputado y un gran científico especializado en física nuclear o algo parecido, no se si me lo invento. El caso es que hace de todo y con una de esas al inicio de la peli, con un coche y un rayo que ha inventado atraviesa una montaña (entra en la octava dimensión del título) y descubre lo que ya sabía, que unos extraterrestres están metidos en la tierra y entre los humanos para atacarla. La cuadrilla de músico-científicos que acompañan a Buckaroo explican mejor (o peor) todo esto, pero bueno, para que os hagáis una idea, este es el planteamiento inicial que hace que comience la aventura absurda y desternillante de esta cuadrilla.

Como digo es para verla. Serie B, trama absurda, interpretaciones que dejan que desear, extraterrestres de pichiglas… pero merece la pena verla porque tiene ese aire de intentar «ser guay», de creérselo que la ha convertido en la película de culto que es.

Y ojo a la escena final, con toda la tropa desfilando en una especie de pase de modelos, escapándose algún bailecillo incluso. Y la promesa incumplida de una segunda parte. ¿Llegará algún día?

Postdata: Referencia imperdible a la película: en Ready Player One, donde el protagonista se disfraza de Bukaroo Banzai para ir a la cita con su chica.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: