Lux Aeterna (Gaspar Noé)

Gaspar Noé, del que hace poco vimos Climax, sigue ofreciendo productos fílmicos interesantes. Aquí una producción de escasos 50 minutos. Duración poco habitual para una película, aunque quizás esto se asemeja más a un falso documental. Una revisión de los viejos temas, que cambian en el tiempo y espacio pero se mantienen en su esencia. Hablamos de las brujas. Se propone una película o más bien una secuencia con tres brujas en unas cruces y abajo una muchedumbre enfurecida, que vomita toda clase de improperios sobre ellas. Antes de la crucifixión, la cámara acelerada, el plano dividido en dos registra el trajín del rodaje, la lucha de egos entre la directora, las actrices, el director de fotografía, en una algarabía constante. A su vez una de las actrices interpretada por Charlotte Gainsbourg, ve como su intimidad se hace manifiesta cuando recibe una llamada de su ámbito familiar, que tiene que ver con su hija pequeña. Este frenesí, el climax ascendente, se culmina en los últimos diez minutos, con luces estroboscópicas machaconas que percuten pulverizando nuestra paciencia, merced a una continua fricción neuronal, que prosigue incluso durante los títulos de crédito, como postrero calvario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: