Mary crítica película

MaryDirección: Abel Ferrara. Países: Francia e Italia.
Año: 2005. Duración: 86 min. Género: Drama.
Interpretación: Juliette Binoche (Marie Palesi), Forest Whitaker (Ted Younger), Matthew Modine (Tony Childress), Heather Graham (Elizabeth Younger), Marion Cotillard (Gretchen), Stefania Rocca (Brenda Sax).
Guión: Simone Lageoles, Abel Ferrara y Mario Isabella.
Producción: Fernando Sulichin y Roberto de Negris.
Música: Francis Kuipers. Fotografía: Stefano Falivene.
Montaje: Fabio Nunziata y Langdon F. Page.
Diseño de producción: Frank DeCurtis.
Dirección artística: Monica Sallustio.
Vestuario: Frank DeCurtis y Silvia

La figura de María Magdalena sirve para hilar las tres historias de la película. Tony Childress, actor, guionista y director va a estrenar su película «Esta es mi sangre» sobre la figura de Jesús. Una de las actrices, la que da vida a María Magdalena, Marie tras el rodaje sufre una catarsis y decide quedarse en Jerusalem a pasar una temporada, quien sabe si para siempre.

Tony regresa a Nueva York y el estreno de su película lleva aparejada la polémica, pues acusan a la película de ser antisemita (otros dicen que es más antiromana que antisemita, pero como ocurrió con la película de Scorsese estando Jesús por medio la polémica siempre está servida, que se lo digan a Mel Gibson porque nunca llueve a gusto de todos). Ted parece crecerse con el revuelo organizado, pensando quizá que de lo que se trate es de que se hable de su trabajo, aunque sea para mal.

El tercer personaje es Ted, presentador de un programa de ámbito nacional, en el que habla de la figura de Jesús. Él, que no se considera creyente, tras el parto de su mujer, corriendo peligro la vida tanto de la madre como la del recién nacido, buscará el camino hacia Jesús, mediante la palabra, con la oración, al tiempo que se arrepiente de sus pecados y pide que se cobre su vida si es menester a cambio de la de su mujer o la de su hijo.

Junto a las tres historias personales están las imágenes de la película «Esta es mi sange», donde vemos a Jesús departiendo con sus discípulos, lavando sus pies, explicándoles qué pasará cuando él no esté, con María incluida, pues se afirma que ella no era una prostituta sino la principal y primera discípula de Jesús.

Queda evidenciado algo que vemos a menudo, esto es, como el no creyente recurre a la fe cuando le vienen mál dadas y busca en el Señor una solución o en última instancia algún consuelo. También se ve como las palabras se las lleva el viento y son los hechos los que cuentan y como en el caso de Marie esta decide dejar de lado su exitosa carrera como actriz a fin de encontrarse consigo misma, alejada de los focos dirigiendo su mirada hacia el interior.

Ted también quiere llenar su vacío existencial, un hueco que ni su mujer, ni el hijo que venía en camino, ni su éxito en el trabajo, ni sus logros materiales habían conseguido llenar, pues tienen una amante y no está cuando su mujer le necesita, buscando siempre excusas para no reconocer la verdad.

Entre las caras conocidas actores como Juliette Binoche, Matthew Modine o Forest Whitaker

En la 62 edición del Festival de Venecia 2005, Mary se llevó El premio speciale della Giuria. Que 2000 años después de la muerte de Jesús se siga hablando a menudo con virulencia sobre su figura, que genere tanta polémica, es señal de que es un asunto relevante, independientemente de que creamos o no. Ójala todo fuera tan sencillo como seguir la palabra del señor de seguir al pie de la letera sus palabras de amor, tolerancia, fraternidad, generosidad, etc. En todo este tiempo la palabra se ha mancillado, desvirtuado y alterado de tal manera que luego con la jerarquía eclesiástica monopolizando el negocio de la fe, han fomentado el descreimiento en mucha gente. Si bien es cierto que nada tiene que ver el Jesús de hace 2000 años con la Iglesia que hoy está vigente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: