Mentiras y gordas

Mentiras y GordasDirección: Alfonso Albacete y David Menkes.
Reparto: Mario Casas (Tony), Ana de Armas (Carola), Yon González (Nico), Ana Polvorosa (Marina), Marieta Orozco (Sonia), Hugo Silva (Carlos), Alejo Sauras (Bubu), Duna Jové (Leo), Esmeralda Moya (Nuria), Miriam Giovanelli (Paz), Clara Pradas (Rosa), Maxi Iglesias (Pablo), Asier Etxeandia (Cristo).
Guión: Alfonso Albacete, David Menkes y Ángeles González-Sinde.
Producción: Gerardo Herrero.
Música: Juan Sueiro y Juan Carlos Molina.
Fotografía: Alfredo Mayo.
Montaje: Fernando Pardo.
Dirección artística: Federico García Cambero.
Vestuario: Cristina Rodríguez.
España 2009

Mentiras y Gordas ha sido uno de los taquillazos del 2009, junto a Fuga de Cerebros. Ya la comentó hace un tiempo McGuffin y no tengo mucho más que añadir.

La película reúne a un montón de jóvenes, vistos en series de éxitos, a los cuales se les desnuda, para que ellas muestren sus pechos y ellos sus culos y tórax. Entre polvo y polvo caen unas cuantas rayas. La vida de estos jóvenes, transcurre en escenas nocturnas, de hecho apenas vemos la luz del sol, dado que pasan casi todo el tiempo en una macrodiscoteca, donde pierden la noción del tiempo.

La historia es una acumulación de tópicos, y a la nadería más absoluta, se le añaden elementos de problemática social, como el joven cuyo padre está en el paro y bebe más de la cuenta, la chica que está gorda y por eso la despiden del curro, la otra joven que es lesbiana pero no quiere salir del armario, el chico gay cuyo amor inconfeso hacia su amigo lo trae primero por el camino de la amargura y luego por el de la perdición, la camella que quiere dejarlo sin conseguirlo, etc….

Falta conexión interna, y las escenas se suceden sin ton ni son, y muchas de ellas son insufribles como el recital de rayas de coca que se mete para el cuerpo un músico venido a menos, y quien a pesar de estar todo el día colocado no ve reducida su actividad sexual, porque para él follar es como respirar.

Hay chascarrillos inolvidables, como la escena en la que la autoproclamada gorda, se acuesta con un abogado en ciernes, y confiesa que está tan gorda que ni siente cuando la penetran….si aún no te la he metido replica su amante. Hay chistes también con el volumen de sus tetas, capaz de ahogar a cualquiera y sandeces varias.

No se sostiene la historia por ninguna parte, algo raro dado que entre la nómina de guionistas está la ahora Ministra de Cultura, la cual ha dado cuenta de su buen hacer como guionista en otras películas. Aquí no sé si pretender hacer un fresco de cierta parte de la juventud, para quienes las horas son unos instantes que bien vale la pena, pasar practicando sexo, bebiendo, metiéndose pastillas para el cuerpo, y cimbreando sus cuerpos en pistas de baile, al compás de ritmos machacones discotequeros.

Echo en falta entre la nómina de actores, los rostros, o mejor dicho el cuerpo de actrices como Blanca Suárez (El Internado), Claro Lago (Los hombres de Paco), Celia Freijeiro (Pelotas), Marta Nieto (Los hombres de Paco, Hermanos & Detectives), porque lo único que ofrece esta película es eso, ver gente desnuda teniendo sexo, nada más.

Advertisements

1 comentario en «Mentiras y gordas»

  1. Salir, beber, snifar, follar, el rollo de siempre…ya lo decía Iniesta…siempre es lo mismo…entre polvo y polvo, una rayita.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: