Misión Imposible 3

Dirección: J.J. Abrams
Guión: Alex Kurtzman, Roberto Orci.
Intérpretes: Ving Rhames, Billy Crudup,
Michelle Monaghan, Jonathan Rhys-Meyers,
Keri Russell, Maggie Q,
Laurence Fishburne,
Tom Cruise, Philip Seymour Hoffman.
Producción: Tom Cruise, Paula Wagner.
Año: 2006.
Género: Acción.
Fotografía: Dan Mindel.
Música: Michael Giacchino.

Aplicando el dicho que dice que no hay sin tres, llega a nuestras pantallas, a lo grande, con cantidades ingentes de dolares invertidos en merchandising, la tercera entrega de misión imposible. El tandem lo forman J.J Abrams, creador de la series Alias y Perdidos, y que debuta como director y Tom Cruise, que al mismo tiempo es productor de la película.

Cruise y Keri RussellNo se puede negar que la película es un derroche de escenas de acción que buscan el más dificil todavía. Hay tanto movimiento y tan celeridad en las acciones que cuesta saber que es lo que pasa, entre el sonido de las explosiones, la gente disparando y todo volando por los aires (en mi opinión la acción no consiste en hacer que todo se desarrolle a ritmo vertiginoso como aquí ocurre), lo que acaba generando un manifiesto desinterés. Lo de las máscaras en la primera parte funcionó por lo que tenía de novedoso, pero ahora ya no cuela, y se rompe el encanto. La película es un producto para el lucimiento personal de Cruise, el cual se niega a emplear dobles, segun dicen y hace todas las escenas de acción él mismo por complicadas que sean.

El argumento es nimio, tanto como la historia, que se reduce a ejecutar dos operaciones de rescate. La primera de una compañera del FMI, y luego de la esposa del agente Ethan Hunt, que el malo de la película secuestra para cabrear a nuestro superhéroe.

Cruise y Michelle MonaghanEl villano es el oscarizado Philip Seymour Hoffman, el cual no está mal en las pocas escenas que aparece. A Cruise le acompañan en su equipo Maggie Q (estrella del cine de acción en Hong Kong, que apenas puede lucirse), Jonathan Rhys Meyers, con unas apariciones mínimas y Ving Rhames. Los cuatro irán al rescate de Keri Russel (se machacó según cuenta, cuatro meses luchando y boxeando para coger el tono muscular necesario, para luego intervenir apenas cinco minutos en la película).

Hubiese ganado mucho si la película hubiera sido más coral, si Cruise hubiese bajado de su pedestal y hubiera repartido el peso de la acción entre sus compañeros, que al final resultan ser una mera comparsa y espectadores pasivos de las andanzas y correrías de Cruise.

La película derrocha adrenalina eso está claro pero es tan inverosimil y alocada que ni siquiera llega a emocionar ni mucho menos a entretener, y eso es una película como esta es un fracaso. Eso sí, la película nos ofrece preciosas imágenes de localizaciones en Roma o en Shangai.

Misión Imposible 3 IMDB | Página oficial

Advertisements

1 comentario en “Misión Imposible 3”

  1. Este marido mío es un cachondo, como me las hace pasar el muy cabrón. Toda la película pensando que me iban a volar la tapa de los sesos. Gracias a que tengo a mi lado a Tom, que es un superhéroe, no hay que más que verle lo flexible que está cuando bascula, en las escenas de acción. Y la película no puede ser más entretenida. Saludos para la Katie Holmes

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: