Noche en el museo 2: Batalla en el Smithsonian (2009)

Después de hablaros hace bien poco de Noche en el museo, hoy toca hablar de la segunda parte, que se mantiene fiel a la primera aunque cambia de escenario pasando del Museo de Historia Natural de Nueva York al Museo Smithsonian de Washington.

Lo cierto es que se vuelve a mostrar el museo de forma que dan ganas de visitarlo. Para los que no pensaran que hay mucho de cultura que ver en Washington, les abrá abierto los ojos.

Según el argumento, este cambio de escenario es debido a que por cambios en el museo de Nuevo York a la mayor parte de los personajes expuestos los van a llevar al museo de Washington. Ellos no lo saben, pero la tabla de Ahkmenrah se queda en Nuevo York. Pero claro, el monete dichoso la roba y se la lleva con los que son trasladados para liarla.

Larry (Ben Stiller) que ya no trabaja como vigilante sino que ha montado una empresa con sus inventos, tras despedirse de todos el día anterior recibe una llamada desde el nuevo museo en la que le dicen que se ha liado.

Cuando al día siguiente se consigue colar en el almacén del museo ve que el faraón Kahmunrah, hermano de Ahkmenrah y quien peleó en su día por el trono, es el causante de toda la trifulca y quiere llamar a su ejército del más allá para controlar el mundo.

Larry encuentra en un personaje del museo, la aviadora Amelia Eartart, una aliada en su lucha. Está interpretada por Amy Adams en uno de esos personajes que a ella se dan tan bien, brillantes y esencialmente positivos.

Destacar también a Hank Azaria, que además de interpretar al Faraón Kahmunrah (a lo Boris Karloff según él mismo confirmó) hace las voces de algunos de los personajes animados, como el gigante Abraham Lincoln o El pensador. No es que destaque mucho por su papel, pero es gracioso.

Volvemos a ver aunque en menor medida que en la primera a Owen Wilson y Robin Williams entre otros, y a pesar de que obtuvo unos buenos resultados en taquilla, no se puede decir que sea tan buena como la primera. Y sí, si alguno os lo habéis preguntado al verlos, los angelotes cantarines son los Jonas Brothers. No es que sea muy fan, pero me vinieron a la mente nada más verlos.

Sigue siendo entretenimiento de encefalograma plano, aunque en esta ocasión sí que creo que en la primera parte de la película sobre todo se han esmerado algo más en mostrar la parte cultural del complejo de museos en el que se desarrolla la acción. También supongo que se han gastado más en efectos especiales y son bastante resultones, no cantan.

Entre las curiosidades, cuando cobran vida los controladores del Apolo XIII seguro que os suena la cara del controlador jefe, que es el mismo de la película de Apolo XIII que dirigió Ron Howard. El actor en cuestión es su hermano, Clint Howard, que tiene carrera artística más allá de los enchufes, aunque haya aparecido en 16 de sus películas.

Y hablando de coincidencias es la enésima película en la que aparecen juntos Ben Stiller y Owen Wilson, aunque dado el personaje de este último casi no coincidieron en el plató juntos en el rodaje de esta ni de la primera parte. También Stiller y Hack Azaria tienen una buena filmografía conjunta, 4 películas.

Por cierto que la escena final de Amy Adams sobra. No diré más.

También una escena final que se cortó a última hora, mostraba a los 3 guardias originales preguntando a Ahkmenrah sobre la tabla, en lo que dejaba ver una tercera parte que se rodó en 2014, a ver si saco fuerzas para verla porque al final hay que reconocerles que son películas entretenidas.

Aquí os dejo el trailer:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: