Paranoid Park crítica película Gus Van Sant

Paranoid Park crítica películaDirección: Gus Van Sant. Países: Francia y USA. Año: 2007.
Duración: 85 min.
Género: Drama.
Interpretación: Gabe Nevins (Alex), Dan Liu (detective Richard Lu), Jake Miller (Jared), Taylor Momsen (Jennifer), Lauren McKinney (Macy), Olivier Garnier (Cal), Scott Green (Scratch), Winfield Henry Jackson (Christian), Dillon Hines (Henry), Brad Peterson (Jolt).
Guión: Gus Van Sant; basado en la novela de Blake Nelson.
Producción: Marin Karmitz, Nathanaël Karmitz, Neil Kopp y David Cress.
Fotografía: Christopher Doyle y Rain Kathy Li.
Montaje: Gus Van Sant.
Dirección artística: John Pearson-Denning.
Vestuario: Chapin Simpson

De entrada diré que Gus Van Sant no es uno de mis directores favoritos y que películas como Gerry me dejaron tan frío que pensé que nunca vería nada más suyo, afortunadamente esto no ha sucedido.

La película arranca con Alex en la cama, escribiendo en un cuaderno las palabras Paranoid Park, haciendo un repaso (voz en off) de lo que ha sido la última semana del verano.

Paranoid Park es el nombre de un parque adonde van los chicos con sus monapatines a hacer acrobacias. A ese lugar acude Alex con su amigo Jared, tras ser animado por este. Alex no cree estar listo para ir al parque a lo que Jared replica que «nadie está listo para Paranoid Park» y sin comerlo ni beberlo tras acompañar a un chico que acaba de conocer a las vías, a coger un tren en marcha y beber una birra, sucederá algo imprevisto.

Alex vive con su madre y su hermano pequeño. Sus padres están en trámites de divorcio y parece que el monopatín es esa madera a la que amarrarse para no dejarse arrastrar por la apatía y la pereza adolescente, toda vez que Alex no encuentra en el sexo con su novia Jennifer ninguna satisfación, recurriendo a él más como una obligación que como un deseo, como manifiesta en su desinterés por hacerlo o por alardear de ello.

La línea que separa la vida de la muerte es tan fragil que a veces hace falta muy poco para quebrarla y Alex tras su paso por las vías, no sabrá que hacer, a quién recurrir. Busca liberar las voces de su cabeza y aliviar el peso de la culpa, contando con la ayuda de su amiga Macy que le pide que le escriba una carta contándole lo que ha sucedido, visto que Alex no es capaz de hablarlo con ella.

Se alternan los hechos presentes con flash-back sucesivos y flash-forward, donde se va desgranando como se ha llegado al hecho que ha motivado una investigación judicial a cargo del detective Lu, reuniendo a los skaters del instituto una vez que se ha encontrado en el río un monopotín con el que al parecer se golpeó al guarda de seguridad que murió seccionado en dos.

80 minutos son suficientes para contar una historia, inconclusa, pues en este fragmento temporal todo queda abierto, pues no se sabe qué pasará con Alex, si este irá a la cárcel, si confesará el accidente, algo que no parece vaya a suceder tras verlo quemar la carta con su historia destinada a Macy, si bien tarde o temprano el ADN dirá la última palabra.

Además de las drogas y las hormonas excitadas que parecen ser algo indisoluble de los adolescentes (como a menudo se nos presentan en las producciones americanas y españolas), el protagonitas difiere en este comportamiento, y ni se le ve fumar, ni beber, ni ponerse, ni si quiera estar obsesionado con el sexo. Quizá sea la apatía lo que le constriñe como le reprocha Macy que recaba su opinión sobre la guerra de Irak, algo que queda en un comentario, pues ni uno ni otro son capaces de hacer algo al respecto, más allá de saber muy por encima que es lo que está sucediendo, para lo cual hay que leer los periódicos, entendiendo estos como medios imparciales, nada más lejos de la realidad.

El tío de Alex no es otro que Christopher Doyle, director de fotografía de obras como 2046 o Pysco también con Van Sant y director de fotografía de esta película…

Advertisements

3 comentarios en «Paranoid Park crítica película Gus Van Sant»

  1. Sofía, agradezco tu comentario. Leyéndolo podría decir que sos una pésima crítica de críticos cinematográficos. Me gustaría que ahondaras si es posibles en esas cosas infinitas e interesantes, y geniales de esta por ti considera joya. Qué al mismo tiempo valorases tú la fotografía, la dirección, la iluminación, la ténica, etc. Espero tu crítica sobre la película con ganas, ya que sino tu comentario a mi crítica sería igual de superficial que mi crítica a la película.
    Un saludo y gracias por visitar nuestra blog (aunque sea una única vez).

    Responder
  2. Creo que sos un pesimo critico. No sabes nada de la filmografia de gus van sant, contaste el final de la pelicula y no sos capaz de reconocer las infinitas cosas interesantes y geniales de esta joya del cine independiente, más allá de si te gusta o no… Solo contaste la pelicula en su totalidad, y superficialmente.
    Acaso no sabes nada de sonido, fotografía, direccion, iluminacion, tecnica, estilo etc, etc, etc?????????

    Responder
  3. me ha gustado lo suficiente para no tener que apagar el dvd, pero no iria al cine, ni la recomendaria, tengo poscos amigos como para perderlos

    EW1Y5H5M NO PUEDO CONTACTARTE, CONTACTA TU EN ALONENO de YAHOO ES

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: