Parecía un hombre tranquilo (Was a quiet man 2007)

Parecía un hombre tranquilo poster películaTÍTULO ORIGINAL Was a Quiet Man
AÑO 2007
DURACIÓN 95 min.
PAÍS[Estados Unidos]
DIRECTOR Frank A. Cappello
GUIÓN Frank A. Cappello
MÚSICA Jeff Beal
FOTOGRAFÍA Brandon Trost
REPARTO Christian Slater, Elisha Cuthbert, William H. Macy, Sascha Knopf, Jamison Jones
PRODUCTORA Neo Art & Logic
GÉNERO Comedia. Drama

Recomiendo que si alguien cae por esta blog lea este crítica después de haber visto la peli de marras, porque la voy a destripar de arriba abajo (y no suelo hacerlo, pero es que cuando algo me parece una tomadura de pelo, lo entiendo como una pueril venganza).
El prota es un fulano de aspecto torrentiano pero sin tanta tripa, hastiado de su trabajo de mierda, que sueña con ver arder su edificio y con llevarse a unos cuantos compañeros de trabajo por delante, haciendo uso de su pipa. En esas anda, cuando otro compañero más quemado que él, pero al parecer menos imbécil que el primero, le hace el trabajo. Luego nuestro apamplado protagonista se carga al asesino y pasa a convertirse en un hombre popular, aclamado por los medios, que obtiene nada menos que un cargo de vicepresidente, donde cobrará por pensar.

Una chica del trabajo de quien está enamorado porque su sonrisa ilumina la habitación, víctima de la balacea, resulta gravemente herida, quedando postrada en una silla de ruedas, tetrapléjica, culpando a su salvador, a quien en primera instancia le echa en cara haberla salvado. Luego ambos inician una relación; almibarada primero y problemática después. La moza tetrapléjica, según nos cuenta, llegó adonde llegó a base de hacer mamadas, más que por su inteligencia, y su pretendiente se ve carcomido por los celos, si bien accede a que su novia le haga una limpieza de bajos, ya que a Dios gracias, la cabeza la tiene intacta, inclusó ser, a capaz de mover el dedo meñique.

Mezclando momentos surrealistas, con otros más crueles, y un sentido del humor que tiene poco de tal, vemos como luego todo ha sido un sueño, dado que ninguna muerte ha tenido lugar en la oficina, y que finalmente nuestro protagonista llevando a término su idea de que hay que acabar con los débiles, decide quitarse del medio descerrajándose un tiro en su cabezota.

No faltan los rostros conocidos, Slater como el prota, Cuthbert como la tetrapléjica de sonrisa iluminadora de habitaciones o William H. Macy como el jefe de la compañía. Película mala donde las haya que resulta tan inasible como poco atractiva. Es del año 2007 pero en Imagenio la venden como un estreno que te cagas.

Otra crítica de la película

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: