Postal (Uwe Boll, 2007)

Postal, goDirección y Guión: Uwe Boll
Reparto: Zack Ward (Dude), Dave Foley (Tío Dave), Chris Coppola (Richard), Michael Benyaer (Mohammed), Jackie Tohn (Faith), J.K. Simmons (Candidato Wells), Ralf Moeller (Oficial John), Chris Spencer (Oficial Greg), Lindsay Hollister (Registradora), Verne Troyer (Voz de Krotchy), Michael Paré (Mendigo), Erick Avari (Habib), Rick Hoffman (Blither), Seymour Cassel (Paul), David Huddleston (Peter), Lucie Guest (Cindy), Heather Feeney (Cajera bancaria), Colin Foo (Titular del boleto), Mike Dopud (Seguridad), Merik Tadros (Nabi), Lorielle New (Starr)
Producción: Uwe Boll, Dan Clarke, Shawn Williamson
Fotografía: Mathias Neumann
Música: Jessica de Rooij
USA, Canadá, Alemania 2007

Uwe Boll es un director al que su fama le precede. Hace poco recibió el honor de ser considerado el nuevo Ed Wood (el peor director de todos los tiempos) y es aficionado a las realizar (nefastas) adaptaciones de vídeojuegos a la gran pantalla, ganándose la enemistad de crítica y público por igual.

Sammy y GeorgiePero a pesar de todo, sigue financiándose sus propias películas, riéndose de todo el mundo e incluso jactándose de ello. Y para demostrar su humor, Uwe aprovecha para ironizar sobre todo eso haciendo una aparición en esta película, en la que es entrevistado y desvela de donde viene la financiación de sus desastrosas películas: del oro nazi.

En la primera escena de Postal, 2 pilotos suicidas están dirigiendo un avión hacia su objetivo y tienen una seria discusión sobre el número de vírgenes que tendrán en el paraíso. Ante las dudas deciden llamar a su jefe, Bin Laden, para preguntárselo, aunque acaban sin tenerlo claro pero aún así estrellándose contra su voluntad.

Y tras esa escena llegamos al paraíso, bueno, a un pueblo llamado Paraíso donde se desarrolla la acción. Ese era el pueblo en el que estaban ambientado los dos vídeojuegos de Postal en los que se basa la película.

Uwe Boll, mini yo y el muñeco de chorra peladaTalibanes, sectas, nazis, niños tiroteados, atropellos exagerados, monos violadores, muchos tiros y muchos muertos. Absurda en algunos puntos y con toques de humor en todo su desarrollo, no se puede decir que Postal sea una película al uso, lo que dada la orfandad de películas original que hay hoy en día, quizás no haya que darle tantos palos al pobre Boll, que al menos tiene la suerte de hacer lo que le da la gana y seguir viviendo de ello.

Mini yo, Osama Bin Laden y su amigo Bush, son algunos de los personajes populares que podemos ver, además de los locos ciudadanos que pueblan la localidad de Paraíso.

unas nazis que lían a cualquieraEl que no la vea, no se pierde nada, pero si no tienes nada mejor que hacer seguro que te sirve para echarte unas risas desconectando del mundo real durante un rato. Quizás esa escena inicial y en la que aparece Uwe Boll autoparodiándose y fustigándose, con un cameo del autor original del vídeojuego poniéndole a parir (y mucho más), sean de lo mejor de la película o al menos de lo que más risas provoca.

Me ha gustado el protagonista, que da muy bien el papel de antihéroe que le toca desarrollar, un tío que da la impresión de estar harto de todo y es muy capaz tanto de humillarse por conseguir un trabajo basura como de coger una pistola y liarse a tiros contra el mundo.

Web Oficial | Película | Vídeojuego

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: