Ratatouille crítica película

Ratatouille cartel películaDirección: Brad Bird.
País: USA.
Año: 2007.
Duración: 110 min.
Género: Animación, comedia.
Doblaje original/español: Patton Oswalt/Guillermo Romero (Remy), Ian Holm/Carlos Isbert (Skinner), Lou Romano/Fernando Cabrera (Linguini), Brian Dennehy/Juan Amador Pulido (Django), Peter O’Toole/Luis Mas (Ego), Brad Garrett/Héctor Cantolla (Gusteau), Janeane Garofalo/Inés Blázquez (Colette), Will Arnett/Jesús Carrasco (Horst), Julius Callahan/Álvaro Navarro (Lalo), James Remar/Abraham Aguilar (Larousse).
Guión: Brad Bird; basado en un argumento de Jan Pinkava, Jim Capobianco y Brad Bird.
Producción: Brad Lewis.
Producción ejecutiva: John Lasseter y Andrew Stanton.
Música: Michael Giacchino.
Montaje: Darren Holmes.

Cuando uno comprueba cómo los humanos ponen su inteligencia al servicio del arte, en este caso el cinemotográfico, uno sale del cine o del salón de su casa reconfortado. Ratatouille es un prodigio de imaginación. La película es obra de los estudios Pixar, y me ha gustado mucho más que Cars, por ejemplo.

El protagonista de la cinta es una animal, una rata en concreto, lo cual a pesar de lo que me ha gustado la película no ha cambiado mi opinión de las ratas, ya sepan cocinar o no, pues me siguen pareciendo asquerosas. Remy es una rata que no se conforma con sobrevir con los restos que encuentra en la basura, sino que le gusta relamerse con otros productos y otros sabores. Un día ve en televisión al cocinero Gusteau, hablar de que cualquiera puede cocinar y Remy se cree capaz de llevar ese lema a la práctica.

Remy y GusteauSu familia debe dejar la casa que habitan a toda velocidad, toda vez que los inquilinos del inmueble detectan su presencia. Remy descubre en su huida que se halla en la ciudad de la luz, París, casualmente junto al restaurante de Gusteau, el cual recién ha fallecido. Al restaurante ha llegado a trabajar un joven, Linguini sin experiencia entre fogones ocupado sacando las basuras. Un buen día pergeña una sopa que es la admiración de todos. Hay truco, porque la sopa no es obra suya sino de Remy. Los dos llegan a un acuerdo y así Remy cocinará, sobre la cabeza de Linguini guiando los pasos y acciones de este.

La película es divertidísima. Además del ascenso culinario de Remy también hay cabida para los problemas familiares, con su padre, hasta que éste ve la luz, de ahí que a pesar de ser pensada para todos los públicos, los más pequeños gozarán de lo lindo pero no alcanzarán a entender el mensaje de la película. Los sueños al fin y a la postre es lo que nos mueve, no sólo a los humanos, sino también a las ratas y los límites muchas veces los fijamos nosotros al tuntún.

Ratotuille ha sido una de las películas de animación que más me ha gustado, además de divertir, emociona y a ratos conmueve. Un adjetivo para definirla sería brillante. Veánla y disfruten.

1 comentario en “Ratatouille crítica película”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: