Red de mentiras (Body of lies) (Ridley Scott 2008)

Poster Red de mentirasDirección: Ridley Scott.
País: USA. Año: 2008.
Duración: 128 min. Género: Drama, thriller.
Interpretación: Leonardo DiCaprio (Roger Ferris), Russell Crowe (Ed Hoffman), Mark Strong (Hani), Golshifteh Farahani (Aisha), Oscar Isaac (Bassam), Ali Suliman (Omar Sadiki), Alon Aboutboul (Al-Saleem), Vince Colosimo (Skip), Simon McBurney (Garland), Mehdi Nebbou (Nizar), Michael Gaston (Holiday), Kais Nashif (Mustafa Karami).
Guión: William Monahan; basado en la novela de David Ignatius.
Producción: Ridley Scott y Donald De Line.
Música: Marc Streitenfeld. Fotografía: Alexander Witt.
Montaje: Pietro Scalia. Diseño de producción: Arthur Max.
Vestuario: Janty Yates.

Tras el atentado a las Torres Gemelas en suelo americano, la política exterior americana se centró en escarmentar a sus enemigos. La administración Bush puso en marcha toda clase de medidas que otorgaba a su ejército y demás organismos (CIA, FBI) total impunidad. Empezamos a oir hablar de daños colaterales, armas de destrucción masiva, hojas de ruta, guerras preventivas, etc. Más de la mitad de las personas que han fallecido en Irak desde la invasión son civiles, lo que para Bush y los suyos no eran otra cosa que daños colaterales, otro eufemismo para definir el asesinato de civiles, unas veces inevitables y otras veces perfectamente evitables, como se viene viendo tras la aparición de Wikileaks.

Pues bien esta película versa sobre esta guerra sucia emprendida por los Americanos en Oriente Próximo de la mano de dos personajes, uno un tal Ed, curtido en mil batallas, descreído del todo, para quien nadie es inocente y que es de lo que piensan que el fin justifica los medios y a quienes las poblaciones civiles de esos territorios se la trae al pairo, quien desde suelo americano dicta las órdenes a su subordinado, el joven Ferris, que quizá por su juventud o porque vive en todo el cogollito ve las cosas de otra manera, no comporta muchas de las cosas que hacen los americanos y no quiere seguir formando parte del asunto.

El asunto pasa por tratar de dar caza a un yihadista autor de varios atentados con muchos muertos en suelo europeo. A fin de lograr que éste salga de la madriguera, nada mejor que pergeñar un atentado fictio, adjudicárselo a un árabe potencial yihadista y a esperar que ambos se pongan en contacto.

Las dos horas que dura la película se sostienen merced a un ritmo brioso, sostenido, puro entretenimiento y diversión. En continuo movimiento Ferris y los suyos, ya sea hablando por teléfono, visualizado desde un dron, en persecuciones alocadas, hacen que la historia se digiera sin demasiados miramientos. Prima el continente sobre el contenido, pues la historia apenas hace sangre y no hará mudar el posicionamiento mental de los espectadores, por lo magro de su guión que se centra en el espectáculo más que en la historia.

Russel Crowe, Leonardo di Caprio y Mark Strong están estupendos en sus papeles lo que hace que la historia resulte vibrante de comienzo a fin.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: