Redacted crítica película

Redacted cartel películaDirección y guión: Brian De Palma.
País: USA.
Año: 2007. Duración: 90 min.
Género: Drama bélico.
Interpretación: Izzy Diaz (Angel Salazar), Daniel Stewart Sherman (B.B. Rush), Patrick Carroll (Reno Flake), Mike Figueroa (sargento Jim Ross), Ty Jones (Sweet), Rob Devaney (McCoy), Kel O’Neil (Gabe Blix), Zahra Kareem Alzubaidi (Farah), Bridget Barkan.
Producción: Simone Urdl, Jennifer Weiss y Stephen Traynor.
Fotografía: Jonathan Cliff.
Montaje: Bill Pankow.
Diseño de producción: Phillip Barker.
Vestuario: Jamila Alaeddin

La guerra de Irak ya dura más de cuatro años y el cine se va nutriendo de diversas películas que abordan el asunto. Aún no he visto ninguna que haga algo de historia y nos explique como Sadam pasó el colega de los americanos, un amigo inmejorable a ser el enemigo público número uno, y como su país, Irak, se vio sometido a duras sanciones, que lejos de agravar la situación del dictador, éste a buen recaudo, se cebó en el pueblo, con altas tasas de mortandad infantil, desnutrición y carencias varias.

Las películas que vemos, En el valle de Elah o esta misma, se centran más en los desmanes de los soldados. No hay una reflexión seria y profunda acerca de las causas verdaderas que motivaron la invasión de Irak o un cuestionamiento de la política internacional americana y sus acciones armadas en el exterior. En este caso la violación de una niña de 15 años y su posterior muerte junto a la de toda la familia a manos de un grupo de soldados americanos, es el elemento sobre el que nos quieren hacen reflexionar, de un modo tan chusquero como podría ser el ofrecido en «El diario de Patricia«, si bien como leo por ahí, esa cercanía y proximidad es lo que hace que el mensaje de la película cale en el espectador, que puede ver de primera mano, aunque se trate de un falso documental, lo que se cuece en Irak. La idea de la película guarda relación con esta noticia.

un soldado americanoA mí no me ha gustado nada la película. Un cero para los actores, es difícil saber cual de todos está peor. Las reflexiones suscitados son de todo a cien, con el típico sonsonete del héroe americano, que da su vida por su país, para a su regreso ser un incomprendido y desear solo volver al infierno contaminado ya por el aire tóxico y letal.
Los momentos que nos permiten conocer mejor a los soldados, que consumen más de media película son soporíferos, desde la partida de cartas, hasta sus charlas sobre el sexo o sobre temas familiares, por no hablar de los términos referidos para referirse a la niña que luego violarán.

De Palma quiere impactar y seguro que alguno habrá quedado encantado, pero si tienen algo más de tiempo, y quieren conocer mejor el problema iraquí, además de ver esta película que es un mero esbozo de lo que allí sucede, no dudo que cargado de muy buenas intenciones reivindicativas, recomiendo leer el libro, Estados fallidos, de Noam Chomsky donde se explica la relación mantenida entre Irak y los Estados Unidos, y cómo y por qué las buenas relaciones se vinieron abajo. No hay motivos humanitarios. Nada que ver, sólo petróleo e intereses geoestratégicos.

Lo único reseñable de esta película, es una vez finalizada, en sus títulos de crédito finales, aparecen unas cuantas fotografías censuradas por los medios, donde podemos atisbar la magnitud de la tragedia que sufre el pueblo iraquí, a consecuencia de la invasión de marras. Esas imágenes, conocidas como daños colaterales, valen más que todo lo anterior junto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: