Rompiendo las olas (Braking the Waves, 1996)

Rompiendo las olasDirección y Guión: Lars Von Trier

Reparto: Emily Watson (Bess McNeill), Stellan Skarsgard (Jan Nyman), Katrin Cartlidge (Dodo McNeill), Jean-Marc Barr (Terry), Adrian Rawlins (Dr. Richardson), Jonathan Hackett (Cura), Sandra Voe (Madre)

Dinamarca 1996


Drama

Lars Von Trier siempre se ha caracterizado por ser un tipo diferente, un tanto huraño y raro, sí se quiere, pero original en sus propuestas y con un punto de vista muy particular del cine.

Desde su primer gran éxito, Europa, donde la voz en off de Max Von Sydow le daba una dimensión diferente a la historia, a Dogville, rodada sin decorado, sobre una tarima en la que aparecían pintadas las calles, casas, incluso el perro que dio título a la película, o con Bailar en la Oscuridad, un musical muy diferente a los habituales, siempre nos ha sorprendido con sus propuestas, arriesgadas y que en ocasiones, como con 5 Condiciones pueden parecer ridículas, pero es habitual ver alguna de sus películas entre las mejores del año a nivel mundial, incluso se pude ver la misma entre las peores. Así de singular es su obra.

Aunque en realidad la principal fama se la debe a aquella idea que compartió con varios paisanos daneses suyos, el Dogma 95, que acabó por extenderse a nivel mundial con multitud de títulos en muchos países que seguían las cuadriculadas normas de esta tendencia que obtuvo como fruto un buen puñado de obras interesantes, pero muchas más olvidables.

Antes de empezar con aquella idea que imponía unas absurdas limitaciones a las películas, rodó esta Rompiendo las Olas en la que ya se veían algunos de aquellos receptos, pero si esta hubiera sido una película dogma, hubiera perdido muchos puntos interesantes.

Afortunadamente el Dogma 95 pasó a la historia y a pesar de eso se han seguido haciendo películas basándose en ideas similares, aunque saltándose algunas, lo que sin duda las ha mejorado.

Emily WatsonRompiendo las Olas es una producción sencilla, rodada en gran parte de escenarios naturales, con cámara al hombro en algunos casos y poca iluminación. La protagoniza una Emily Watson por entonces desconocida, ya que supuso su debut, encarnando a una mujer con problemas mentales que no le impiden casarse con un hombre con el que se siente feliz. El hecho de que él trabaje en una plataforma petrolífera y se vean alejados afecta a la salud mental de la mujer y una serie de coincidencias entre lo que desea y le pide a Dios en sus rezos y lo que realmente sucede le hará entrar en una espiral de locura que hará reaccionar a todos los que le rodean: su reciente marido, su sumisa madre, su cuñada viuda, que la intenta proteger y la ultraconservadora y religiosa comunidad en la que vive.

La crudeza de la vida miserable de estos personajes se trasmite al espectador con planos cortos y desgarradores de sus rostros. Es fácil identificarse con la protagonista y sentir pena de su evidente locura, pero se puede incluso llegar a dudar de sus motivaciones. El comité de sabios que interpreta las leyes de Dios en la Tierra hace lo mismo que la chica, pero el respeto que se siente por unos y por otra es lo que provoca que las acciones realizadas no tengan las mismas consecuencias en uno u otro caso.

Hay que destacar la fluidez con que la historia es contada, sin entretenerse en acciones irrelevantes cada plano y cada una de las acciones que realizan los personajes tiene una motivación y da nueva luz sobre su personalidad.

La película habla de la locura, del amor, de la religión, de la injusticia, pero sobre todo de cómo las circunstancias marcan la vida de las personas. Da igual qué sea lo correcto en cada caso, cada cual juzga los actos del prójimo según su propio modo de ver y quien tenga el poder o quien tenga el respeto de los demás se saldrá con la suya en cualquier circunstancia.

Es muy recomendable para pasar algo más de 2 horas entretenidas, pero en ningún caso divertidas, para intentar meditar sobre como afectan a los demás nuestros propios actos y como la felicidad no hay que buscarla en las grandes cosas materiales.

Enlaces | En IMDB

Advertisements

3 comentarios en «Rompiendo las olas (Braking the Waves, 1996)»

  1. Pingback: Anónimo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: