Ruggine (Daniel Gaglianone) (2011)

Ruggine poster peliculaDirector: Daniele Gaglianone
Guión: Daniele Gaglianone,Giaime Alonge, Alessandro Scippa
Fotografía: Gherardo Gossi
Montaje: Enrico Giovannone
Elenco: Valeria Solarino (Cinzia), Filippo Timi (Dr. Boldrini), Stefano Accorsi (Sandro), Valerio Mastandrea (Carmine), Giampaolo Stella, Giuseppe Furlò, Giulia Coccellato, Giacomo Del Fiacco, Leonardo Del Fiacco, Annamaria Esposito, Alessia Di Domenica, Giulia Geraci, Michele De Virgilio, Anita Kravos, Cristina Mantis.
Diseño de vesturario: Lina Fucà, Francesca Tessari
Genero: drammatico Duración: 109 minutos
País: Italia Año: 2011

Ruggine supone la adaptación cinematográfica del libro homónimo de Stefano Massaroni. Una historia que transcurre en el norte de Italia en los años 70, en la periferia de una ciudad, adonde se trasladarán junto a sus familias del sur unos niños que jugarán en las vísceras de un castillo oxidado de metal de una antigua cantera. Allí se dan cita varios niños y niñas entre ellos los tres protagonistas; Cinzia, Carmine y Sandro.

La historia avanza con continuos saltos adelante y atrás en el tiempo. Así no tardaremos mucho en descubrir que Cinzia es ahora una guapísima profesora de arte que trabaja desde hace pocos meses en un instituto, quien tiene sus más y sus menos en un claustro con otros profesores que banalizan el tema de los abusos a las menores, como es el caso de una alumna a la que están evaluando. Carmine, el bronco niño moreno es ahora un hombre que dilapida su vida dentro de un bar, bebiendo y fumando atormentado por su pasado. Finalmente Sandro, el niño de la sempiterna tos, es ahora un padre de familia dispuesto a exorcizar sus demonios infantiles, dedicando a su hijo todo el tiempo y la ternura que su padre nunca le brindó.

A ese mundo donde las mujeres únicamente hacen hijos y salsa di pomodoro (como le cuenta Cinzia a Sandro mientras le da un beso al inicio de la película), donde los hombres se muestran rudos y los niños pasan el tiempo jugando al aire libre en las campas, fuera del hogar, llega un nuevo pediatra, el médico Boldrini, de rostro pétreo y duro quien va manifestando su enajenación y pedofilia al tiempo que crea la tragedia al violar y matar a dos niñas. Es Boldrini ese dragón negro de los juegos de Claudio, que asusta a los niños y que estos lo calan desde su llegada.

En un ambiente tan hostil y violento a menudo las cosas solo pueden resolverse de una manera, como finalmente se verá. Si la ambientación pasada resulta atractiva y envolvente, en el tiempo presente la historia apenas avanza y resulta trabada, de ahí que a Carmine solo lo veamos en el bar, a Cinzia en el claustro de profesores y a Sandro en su casa jugando con su vástago. Tanto ir y venir en el tiempo nos hace prever que aquello tendrá algún sentido. Así que recomiendo ver los títulos de crédito finales pues ahí la película sigue y el círculo se cierra.

Tanto los actores más jóvenes como los adultos dan consistencia a la película. Valerio Mastrandrea da buena nota de su versatilidad, Valeria Solarino (Viola di mare, Che ne sará di noi) de su belleza y sensibilidad, Stefano Accorsi ha superado ya su rol de chico guapo para mostrarse como un padre entregado y de Filippo Timi resulta monstruoso y brillante.

Me ha gustado mucho la música de Vasco Brondi de «Le Luci della Centrale Elettrica«, acompañando a la perfección cada escena, sugiriendo muchas emociones. Dirige Daniele Gaglianone (La Ferita, I nostri anni, Pietro).

Una película, Ruggine, que expone con acierto y sensibilidad los estragos causados por las experiencias infantiles y la diversas maneras de afrontar cada uno la vida adulta con esas heridas o cicatrices.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: