Sonic, la película

Con unos meses de retraso, pero se ha estrenado por fin la película basada en el popular personaje de videojuegos Sonic, cabeza visible y de hecho mascota de la compañía SEGA.

No soy que digamos un jugón y a este personajillo no lo tengo en mi mente como uno de los grandes, pero realmente lo es. Sega lo aupó al estrellato para competir nada menos que contra el Mario de Nintendo, así que esto son palabras mayores.

Lo cierto es que para un personaje de alta alcurnia como este, no había habido hasta ahora adaptaciones a la altura, a pesar que el ultrarápido erizo azul tiene una completa historia detrás, que los aficionados conocerán sobre todo los juegos, pero también por series y comics que por mi parte no tenía en mente, una vez más tratándose de juego o de superhéroes.

El caso es que me planté en el cine más por compromiso que por gusto, esperándome bien poco de esta película y lo cierto es que no me defraudó tanto como esperaba. La película tiene acción, una historia tirando a simple, ideal para los niños a los que en parte está destinada y efectos especiales bien hechos, algo de lo que hoy en día no es para presumir.

Que esté Jim Carrey en uno de los principales papeles es algo que me escamaba, ya que a mi Carrey me dejó de gustar en su cuarta película, más o menos, me da pereza volver a repasar su filmografía sobre la que cada vez he vuelto me he sentido defraudado para ser sinceros. Olvídate de mi y Man on the Moon pueden ser la honrosa excepción de esa lista.

Lo del restraso en el esreno es curioso, porque la causa fue que tuvieron que rehacer al personaje principal, a Sonic, ya que le primera versión supuso un rechazo total de todo el que la vio porque era un auténtico bicho que no recordaba al Sonic de los videojuegos. Judgad vosotros.

Sonic original

Para acabar decir que pienso que la película se ha quedado a medias. Hay aspectos de peleas de bar o ultra armamento que sobran para niños de corta edad. Por otra parte la historia es tan simple y banal y le veo tan poca profundidad que tampoco es una gran opción para público más adulto. Sirve como entretenimiento familiar para disfrutar sin pretensiones, lo que no es poco y la taquilla que lo está haciendo demuestra que es así.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: