Spiderman (Spider-man, 2002)

SpidermanDirección: Sam Raimi
Reparto: Tobey Maguire (Spider-Man / PeterParker), Willem Dafoe (Duende Verde / Norman Osborn), Kirsten Dunst (Mary Jane Watson), Jame Franco (Harry Osborn), J.K. Simmons (J. Jonah Jameson), Cliff Robertson (Tío Ben), Rosemary Harris (Tía May), Joe Manganiello (Eugene ‘Flash’ Thompson), Ted Raimi (Hoffman), Bill Nunn (Joe ‘Robbie’ Robertson)
Guión: David Koepp; basado en el cómic de Stan Lee y Steve Ditko
Producción: Laura Ziskin e Ian Bryce
Música: Danny Elfman
Fotografía: Don Burgess
Montaje: Bob Murawski y Arthur Coburn
Diseño de producción: Neil Spisak
Dirección artística: Tony Fanning y Scott P. Murphy
Vestuario: James Acheson
USA 2002

Recuerdo que de niño me gustaban mucho los superhéroes de la Marvel, todavía tengo por ahí un álbum de cromos de los diferentes personajes de este poblado mundo. Cuando descubrí el sentido del ridículo me di cuenta de que la mayoría de ellos vestían unos trajes que no se los pondría ni Paco Porras en carnaval, pero aún así, la gente los admiraba, a pesar de todo. Los poderes de estos diferentes y extraños tipos eran de lo más diverso y las historias de cómo los consiguieron variopintas y derrochantes de imaginación.

Sobre Spiderman (a quien siempre hemos conocido como El Hombre Araña) recuerdo en los cómics los fogonazos de su sentido arácnido y también había una serie de televisión que no estaba nada mal. El personaje que esconde su personalidad real, Peter Parker, como en la mayoría de los casos, es un antihéroe, un tipo triste, patoso y que pasa desapercibido, que al fin y al cabo es de lo que se trata. Su éxito contra el crimen y su valentía se contrarrestaba con su desastrosa capacidad para relacionarse socialmente.

Kirsten DunstEl actor elegido para dar vida a Spiderman, Tobey Maguire, creo que es una buena elección, pues representa fielmente al pobre Peter Parker y respecto a las piruetas y acrobacias cuando se planta el traje de faena, se meten unos cuantos efectos digitales y tira millas.

Lo de Kirsten Dunst es caso aparte. Sí, la chica es guapa, nada mala como actriz y le gusta a la cámara, pero no sé como se las arregla para hacer cosas tan diferentes haciendo prácticamente el mismo papel de niña buena. En Las Vírgenes Suicidas estaba deseable y tormentosa, en Amor Loco, Amor Prohibido rebelde y desbocada, prescindible en Olvídate de mí, enigmática en La Sonrisa de Mona Lisa, tuvimos que “soportorla” en Elizabethtown y estaba sencillamente pasable interpretando a María Antonieta.

Quizás Spiderman le haya dado el tirón comercial que le hacía falta y a buen seguro que el económico también, pero su personaje es es de los que se hace querer, sin requerir demasiados esfuerzos por su parte. L@s buen@s actores/actrices siempre suelen repartir sus intervenciones entre películas “comerciales” y “artísitcas”, pero esta chica se está quedando en una tierra de nadie que la deja como actriz segundona, que todo el mundo conoce, pero que no acaba de estar en la cresta. Eso sí, si me dejan hacer una peli y elegir el reparto, la intentaría meter, y no lo digo con segundas…

El malo en esta aventura es uno de los enemigos más acérrimos de Spiderman, el Duende Verde, un personaje siniestro y ridículo a partes iguales. Willem Dafoe, que es quien lo interpreta, es ideal para hacer de malo… pero sin máscara, que da más miedo.

Green Goblin, Duende VerdeUna de las polémicas que rodeo a esta película, fue la de las Torres Gemelas, ya que acababan de ser derribadas cuando la película estaba a punto de estrenarse, incluso uno en de los primeros trailers que fueron realizados aparecía un helicóptero atrapado en una gigantesca tela de araña tejida entre ambas torres. Por supuesto, para no herir sensibilidades, el trailer fue retirado y las imágenes de las torres gemelas borradas de la película. Ya se sabe lo sensibles que son estos norteamericanos.

Los créditos iniciales se salen un poco de lo habitual, pero podían haber dado más juego. La historia empieza de un modo clásico. Seguro que a estas alturas todo el mundo sabe como consiguió sus superpoderes spiderman, pero por si hay algún despistado en la sala, en la película nos vuelven a relatar el momento de la picadura de la superaraña.

Después lo que sigue es lo que se espera, una típica película en la que están el bueno (Spiderman), su archienemigo malísimo y sin escrúpulos (el Duende Verde), y la dulce chica (Mary Jane), unas cuantas situaciones comprometidas para poner al héroe a lucirse y lo de final feliz habrá que dejarlo para otra película, pues a esta le ha seguido una segunda parte y en los cines se acaba de estrenar la tercera, que además parece que no será la última, por la cuarta está ya en la saca.

Acción tiene de sobra y las escenas están muy bien rodadas. Las peripecias equilibrísticas de Spiderman son espectaculares y llaman la atención. Los efectos especiales fueron incluso nominados al Oscar.

El beso de la mujer arañaUna escena muy comentada fue la del original beso entre el hombre araña y Mary Jane, ella empapada, como recién salida de un concurso de camisetas mojadas (que sin duda hubiera ganado) y él boca abajo. La chica le levanta la máscara y le da un beso de rosca chapa, húmedo (por el agua que cae) y profundo. Fue elegido el mejor beso en los premios MTV, que digo yo que significará algo.

Oh, sí, también aparece otro viejo superhéroe, Bruce Campbell, que para demostrar que lo es, ya tiene preparada su propia película (Mi nombre es Bruce, My name is Bruce), en la que hará de… Bruce Campbell, que llega a un pueblo donde es confundido con el personaje que más fama le dio, Ashley Williams, “Ash”, en la película Posesión Infernal (y sus 2 secuelas, Terroríficamente Muertos y El Ejército de las Tinieblas, la más surrealista de las 3), dirigida por el mismo que dirige Spiderman, su amigo Sam Raimi.

Relativo a esto, hay una escena en la que Willem Dafoe tiene una conversación ante el espejo con “su otra personalidad” que a muchos le puede recordar el estilo Gollum de El Señor de los Anillos, pero en realidad se parece más a una escena muy similar que había precisamente en la saga protagonizada por Ash, concretamente en la segunda parte, Terroríficamente Muertos, que es con mucho la más floja de las 3, aunque en aquella su otro yo llegaba algo más lejos y era más divertida.

Stan Lee, el “padre” de Spiderman, también tiene un pequeño cameo, cuando el duende realiza su primer ataque se le puede ver fugazmente.

Lo que me ha parecido más extraño en la película es que Spiderman pueda lanzar sus telas de araña directamente de sus brazos, ya que de toda la vida era él el que se creaba unos artilugios para poder hacerlo. Supongo que es una licencia del artista, el Sr. Raimi.

Relacionados | Spiderman 2 | Spiderman 3

3 comentarios en “Spiderman (Spider-man, 2002)”

  1. aupa tú,

    muy bueno el comentario ese de meter no se que….. JAJAJAJAJAJA 😉

    A mi quizas la pelicula que mas me ha gustado de la trilogia haya sido esta, la primera. Con la tercere me quede un poquillo sopa al final. me parecio un poco larga, aunque tb habia dormido poco, la verdad 🙂

    Por cierto, jejeje, veo que ya habeis cambiado la encuesta.Ya te imaginaras a quien he votado yo. Hoy por cierto he visto el 22 de Heroes, bua, que pasada, el mejor de la temporada de momento. Totalmente aconsejable.

    Venga tio, cuidate.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: