Taxi Driver: ¿Me estás hablando a mí?

Esa escena que has visto imitar tantas veces: Robert de Niro frente al espejo desenfundando en Taxi Driver.

¿Me está hablando a mí?

[VÍDEO NO DISPONIBLE]

1 comentario en “Taxi Driver: ¿Me estás hablando a mí?”

  1. Cruda, violenta y hasta desgarradora, pero eso si, extraordinaria y muy real esta película dirigida por Martin Scorsese, y que ha quedado entre una de las mejores películas de la historia del cine. Así pués, Scorsese nos mete en un Nueva York sucio y oscuro para contarnos la vida de un tal Travis Brickle, un veterano del Vietnam que consigue un empleo como taxista, ayudándole así a combatir su permanente insomnio. Recorriendo las calles de la ciudad, se va asquendo del tipo de gente que ve deambular por las noches. Tras sufrir un desengaño amoroso e intimar con una joven prostituta, compra armas decidido a limpiar las calles… Como digo, para mi, una de las mejores películas de todos los tiempos y es que Scorsese hace aquí una extraordinaria radiografía de un marginado que recurre a la violencia para expresar sus frustaciones, y al mismo tiempo mostrándonos una sociedad en su máximo exponente, una sociedad cayéndose en picado a causa de las drogas, prostitución, homosexualidad… cuenta con escenas verdaderamente antológicas e inolvidables, algunas para la historia. Maravillosa y densa a la vez la fotografía a cargo de Michael Chapman, y formidable la banda sonora de Bernard Herrman, el compositor favorito del maestro Alfred Hitchcock, que se dió la fatalidad que falleciera justamente después de haber finalizado la partitura de este largometraje. Soberbio Robert De Niro realizando una antológica interpretación y metido hasta sabe Dios donde en ese personaje llamado Travis, ese hombre descendido de los infiernos y que acaba viéndose como un héroe que ha emprendido una cruzada por su cuenta, pero que no sabemos de cierto si su triunfo es en realidad una gran tragedia, porque de verdad al final inspira hasta lástima. Y muy bien secundado por Jodie Foster (nominada al Oscar), que aquí por entoces apenas era una niña, como por Cybil Shepherd, que más tarde se haría mundialmente famosa con la serie televisiva «Luz de luna». En fín, una extraordinaria e impactante película, y que para mi, marcó un antes y un después en la historia del séptimo arte. Matrícula de Honor.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: