Triage (Danis Tanovic 2009)

Triage poster movieDirección: Danis Tanovic.
Países: Irlanda, España y Francia.
Año: 2009. Duración: 99 min. Género: Drama. Interpretación: Colin Farrell (Mark Walsh), Paz Vega (Elena Morales), Christopher Lee (Joaquín Morales), Kelly Reilly (Diane), Jamie Sives (David), Branko Djuric (Dr. Talzani), Juliet Stevenson (Amy).
Guión: Danis Tanovic; basado en la novela de Scott Anderson. Producción: Alan Moloney, Cedomir Kolar y Marc Baschet. Música: Lucio Godoy.
Fotografía: Seamus Deasy. Montaje: Francesca Calvelli y Gareth Young. Diseño de producción: Derek Wallace. Vestuario: Lorna Marie Mugan.

Triage narra la peripecia de un par de fotógrafos que deciden irse al Kurdistán a finales de los años ochenta, a retratar con sus cámaras la presunta ofensiva que los Kurdos llevarán a cabo contra el Gobierno Iraquí de Saddam Hussein. Entre montañas peladas un grupo de guerrilleros libra su guerra particular con escaso éxito, acostumbrados a perder una guerra tras otra, mientras el doctor local, ante la avalancha de heridos, debe decidir en el acto quien vive y quien muere, ejecutando él mismo a estos últimos, habida cuenta de que no tienen ni medios de transporte, ni material quirúrgico, ni antibióticos, medicinas, ni prácticamente nada, así que una tira de papel color azul sobre el vientre del herido indicará su pronta ejecución, mientras que una de color amarillo supondrá que el doctor tratará de hacer algo por ellos.

Al comienzo de la película vemos a Mark tumbado en el suelo, mientras un reguero de sangre sale de su cabeza. No, no está muerto, luego lo veremos en manos del doctor, de quien se despedirá días después marchando cojeando por su propio pie, rumbo a su casa. Una vez en su hogar, Mark se muestra esquivo, eludiendo hablar acerca de lo que le aconteció allí. Hay algo que se empeña en ocultar, porque su amigo David no ha regresado y Markdice no saber nada al respecto. Es ahí donde Triage despliega toda su carga dramática, dado que tras regresar del Kurdistán, Mark ya no es el mismo. Algo le ha sucedido. Algo terrible que luego veremos en qué consiste, algo que le atormenta, desestabiliza su sueño y sus emociones, para lo cual contará con la inestimable ayuda del abuelo de Elena, El Purificador, que conseguirá desovillar la madeja de sentimientos que atormentan el alma de Mark. Al fin y a la postre, hacerle cantar, contar su historia, a modo de catársis y liberación.

A fuer de ser sincero, apuntar que mi interés por esta película (en lugar de otras muchas que me resultan a priori más atractiva que esta) residía en ver a la actriz española Paz Vega, que da vida a Elena, la sufridora mujer del fotógrafo retornado, en un papel de poco vuelo, episódico, donde la actriz sevillana pergeña el rol de mujer sufridora.

El guión no da mucho de sí. Cuenta con algunos diálogos irrisorios, que impiden mantener la tensión dramática. Esto junto a la interpretación exasperante de Farrell con sus continuas muecas otorgan a este «presunto» dramón escaso recorrido, mordiente y nulo efecto dramático. Si el espectador no conecta con las desventuras y derrumbe emocional (como me ha sucedido) del protagonista, mal asunto y este película tiene las hechuras de un telefilm de sobremesa con rostros conocidos.

Entiendo que la película, fallida, quiere rendir un sentido homenaje a los fotógrafos que cubren conflictos armados, sometidos estos a gran presión, muchos de los cuales tenemos noticias de que mueren cada año, ya sea bajo el fuego amigo, enemigo o bien por los tan de moda daños colaterales, acometiendo como pueden esas experiencias post-bélicas, pero a la vista de lo simple de la propuesta todo queda en un mero boceto del alma humana y es una pena porque Danis Tanovic prometía mucho con la laureada No Man’s Land.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: