Un Mundo Feliz, Ridley Scott adaptando a Aldous Huxley

Ridley ScottMientras tiene en cartel recién estrenada la película Red de Mentiras, otra de espías y ya en preproducción Nottingham, otra versión de la historia de Robin Hood con Russell Crowe en el papel principal, se comenta que el próximo trabajo de Ridley Scott será una adaptación de la novela de Aldous Huxley «Un Mundo Feliz« de 1932.

Una buena noticia que Ridley Scott vuelva a uno de los géneros en los que destacó en sus inicios y al que no había vuelto desde hacía muchos años. Y es que los paralelismos entre Blade Runner y Un Mundo Feliz pueden hacer que esta nueva película sea un éxito.

Repasando las versiones de Huxley llevadas al cine he visto un par de referencias a Un Mundo Feliz. Brave New World es el título original que dio el inglés a su novela. Nuevo, más que feliz, pero así son las traducciones. Ninguna de las dos parece ser gran cosa, aunque no las he visto. Son dos producciones para televisión. La más nueva, de 1998 está protagonizada por Peter Gallagher (el falso novio de Mientras Dormías) y Leonard Nimoy (el famoso Capitán Spock de Star Trek). La otra versión es de 1980 y aún más modesta, sin grandes nombres en su reparto. Hay también quien atribuye a la película La Isla una inspiración no confesa en la novela de Huxley. Podría ser.

Un Mundo FelizPor si alguno anda perdido, la novela trata de una futurista sociedad (año seiscientos y pico después de Ford) en la que se han erradicado mucho de los malos que la asolaban. Este nuevo, feliz y distópico mundo utiliza técnicas reproductivas y manipulación genética para producir a sus nuevos ciudadanos y se ha perdido la chispa de la vida en la nueva sociedad. Cada nuevo individuo es «programado» para una tarea. Es feliz en su destino porque es para lo que ha sido creado y no se plantea otros destinos. Y los pensamientos en otro sentido son aplacados con la droga llamada «soma» con la que se suministra a todos los individuos sistemáticamente, sobre todo a los que más podrían quejarse de sus destinos, las clases más bajas.

Por supuesto, esta novela, escrita en 1932, tenía un fuerte componente de crítica hacia la sociedad actual, pero también tuvo su importancia en otros aspectos, porque hablaba por ejemplo de las técnicas de fecundación in vitro que por aquel entonces no dejaban de ser algo teórico y de ciencia ficción en lo más puro de su acepción.

Como decía al principio, quizás Ridley Scott pueda ser uno de los directores más indicados para esta adaptación. Veremos el sentido que le da a la película. Todavía no hay ninguna fecha para el proyecto y la cosa está aún muy fría, sin ni siquiera guionista, pero en la producción anda también Leonardo DiCaprio, así que ya tenemos posible protagonista.

Fuente | Cinematical

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: