Vacaciones crítica película

The holyday vacasDirección y guión: Nancy Meyers.
Reparto: Cameron Diaz (Amanda Woods), Kate Winslet (Iris Simpkins), Jude Law (Graham), Jack Black (Miles), Eli Wallach (Arthur), Edward Burns (Ethan), Rufus Sewell (Jasper), Shannyn Sossamon (Maggie), Sarah Parish (Hannah), Bill Macy (Ernie).
Producción: Nancy Meyers y Bruce A. Block.
Música: Hans Zimmer.
Fotografía: Dean Cundey.
Montaje: Joe Hutshing.
Diseño de producción: Jon Hutman.
Vestuario: Marlene Stewart.
USA 2006

Las siempre difíciles relaciones de pareja y la búsqueda del amor son es el motor de esta bienintencionada comedia.
Los protagonistas son muy populares: Cameron Diaz (Amanda Woods), Kate Winslet (Iris Simpkins), Jude Law (Graham) y Jack Black (Miles) entre otros.

La necesidad de un cambio para abrir nuevoshorizontes, hace que Amanda e Iris las cuales se conocen por el anuncio que la segunda deja en una página web, intercambien sus residencias habituales. Amanda se trasladará a Gran Bretaña e Iris a Los Ángeles en Estados Unidos, durante dos semanas, la segunda quincena de diciembre.

Amanda acaba de romper con su pareja e Iris está perdidamente enamorada de Jasper, un compañero de trabajo que pasa de ella y solo la busca para satisfacer sus instintos primarios (sexo). Además éste se acaba de prometer, con otra.

Amanda quiere tranquilidad y reposo absoluto. Tener tiempo para oir música, leer libros, y no pegar un palo al agua. La casa de Iris se le presenta como un lar idílico. La primera noche recibe la visita inopinada de un apuesto joven, Graham, que busca un urinario y es para más señas el hermano de Amanda. Surge entonces el flechazo y Amanda saca su instinto más salvaje para darse un bacanal sexual, donde Graham será un objeto sexual en sus manos.

Iris alucina con la casa que tiene Amanda, equipada a la última, con piscina, mandos para bajar las persianas y un cuarto de baño del tamaño de mi salón. Conocerá en el barrio a Arthur un viejo guionista que vive aislado, sin familia y se ayudarán mutuamente, pues mientras ella verá reforzada su autoestima y abrirá los ojos a su triste realidad, entendiendo entonces qué debe hacer con su vida para ser feliz (pasar de ser una actriz secundaria a la actriz protagonista de su propia vida), Arthur a su vez saldrá de su casa para recibir el homenaje que la gente de la profesión quiere ofrecerle, en el ocaso de su vida.

La película que dura más de dos horas, podía haberse reducido en algunos pasajes, a fin de que la historia ganase en intensidad, ya que tarda casi una hora en entrar en harina. El tono es afable y comedido. Los momentos cómicos se alternan con otros dramáticos, donde el amor nos convierte en seres patéticos, vulnerables, tiernos, desenmascarados de nuestra coraza, cincelada con miedos y fustracioens, que buscan hacernos cosquillas en el corazón y desatar nuestros lagrimales e implicarnos emocionalmente con esta banal, previsible y tierna historia, donde el amor brilla con un fulgor que alumbra oceános de pasión.

Si queremos un final feliz, de color rosa, con gente enamorada y feliz, lo tendremos, no les quepa la menor duda. Kate Winslet y Jude Law están estupendos en sus papeles, muy convincentes. Cameron díaz borda su papel de tía pija y tontón que descubre el amor y puede volver a llorar de nuevo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: