Watchmen (Los Vigilantes, 2009)

WatchmenDirección: Zack Snyder.
Reparto: Malin Akerman (Laurie Jupiter/Espectro de Seda II), Billy Crudup (Jon Osterman/Dr. Manhattan), Matthew Goode (Adrian Veidt/Ozymandias), Carla Gugino (Sally Jupiter/Espectro de Seda), Jackie Earle Haley (Walter Kovacs/Rorschach), Jeffrey Dean Morgan (Edward Blake/El Comediante), Patrick Wilson (Dan Dreiberg/Búho Nocturno II).
Guión: David Hayter y Alex Tse; basado en la novela gráfica co-creada e ilustrada por Dave Gibbons.
Producción: Lawrence Gordon, Lloyd Levin y Deborah Snyder.
Música: Tyler Bates.
Fotografía: Larry Fong.
Montaje: William Hoy.
Diseño de producción: Alex McDowell.
Vestuario: Michael Wilkinson.
USA 2009

Una vez más el cómic se hace celuloide y sirve como base para una película y, una vez más también, son los superhéroes los que llenan la gran pantalla. Son los Watchmen, una especie de vigilantes que se encargar de cuidar por el bien del mundo a base de repartir estopa entre la plebe.

Está ambientada en 1985, en una recreación histórica que dista un poco de lo que sucedió en la realidad, ya que gracias a la intervención de estos superhéroes y sobre todo del único que tiene poderes sobrehumanos, el Dr. Manhattan, algunas cosas han ocurrido de forma diferente.

La pareja... ¿feliz?Gracias a su intervención, Estados Unidos ganó la guerra de Vietnam y el presidente Nixon ha sido reelegido y en ese año ocupa todavía la Casa Blanca. La guerra fría ha llegado a su máximo apogeo y el enfrentamiento entre rusos y norteamericanos está a punto de desembocar en una desastrosa guerra nuclear.

Con las cosas en ese punto, los Watchmen, que son una pandilla de “activistas” que con vistosos disfraces han estado durante años combatiendo a los delincuentes intentan evitar que eso ocurra. El cabecilla y el más apropiado para hacerlo es el citado Dr. Manhattan, un científico que víctima de un experimento ha dejado de ser humano y ahora puede controlar el espacio, tiempo y partículas a su antojo. Pero a la vez han de cuidarse a ellos mismos mismos, pues alguien está intentando matarlos constatemente y han de cuidarse a ellos mismos.

Mucho contenido en una historia que en ese momento, a mediados de los 80 hubiera tenido mucho más tirón, pero estando las cosas como están, a nivel político puede resultar simplemente anecdótico o yo diría que hasta gracioso.

Los enmascarados originalesDirigida por el mismo director de 300, Zack Snyder, no comparte la fuerza visual de esta, aunque sí tiene imágenes impactantes y vuelve a abusar de la cámara lenta y las secuencias retocadas digitalmente. El personaje que más destaca en ese sentido es el del Dr. Manhattan, una especie de ser azul fosforito y calvorota, al que le gusta andar en pelota picada siempre que puede y que es bastante soso, sobre todo cuando empieza a dar discursos sobre el sentido de la vida, de los seres humanos y las partículas subatómicas.

Decir que lo interpreta igual es demasiado, pero en cualquier caso le presta su identidad Billy Crudup, que es un actor tan sosainas como el propio personaje. Hay momentos en que empieza a divagar convirtiendo en tediosa la película, a lo que también ayudan sus casi 3 horas de duración.

Del resto de personajes principales, consiguen hacer que la buenorra de Carla Gugino parezca un putón decrépito gracias al maquillaje. Tiene a su vez una hija que es un putón lozano y se dedica a lucir palmito, con y/o sin ropa. Sus personajes comparten el absurdo y rimbombante nombre de Especto de Seda, I y II, respectivamente.

El Sueño AmericanoSus compañeros masculinos tampoco destacan como personajes carismáticos. Se intenta dar mucha importancia a su forma de pensar, sus ideales y todo lo que se hace se razona en demasía para lo que debería ser una película de acción, lo que deja al espectador en algunos momentos algo confundido. Eso está bien para definir a los personajes, pero ni las escenas de cama ni las de lucha me parecen suficientes para hacer subir el ritmo de la historia.

Las referencias que podríamos citar son muchas. Por ejemplo, V de Vendetta en cuanto al fondo de lucha de la trama. Nada de lo que vemos resulta especialmente original y momentos de lucha me han recordado a otras películas de ese estilo, aunque por alguna extraña razón ha sido Old Boy una de ellas.

No conocía para nada el cómic original, así que no puedo hacer comparaciones. Creo que su formato y la fecha en que pareció, más actualizada con la trama, harán que la película pierda puntos respecto al cómic. Alan Moore, el autor original, no ha querido saber nada de esta adaptación.

Web Oficial | Español | Inglés | IMDB

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: