12 rounds

12 rounds película críticaDirector: Renny Harlin
Guionista: Daniel Kunka
Elenco: John Cena (Det. Danny Fisher) Aidan Gillen (Miles Jackson) Ashley Scott (Molly Porter)
País: USA
Año:2009
Duración: 108´
Género: Trhriller
Música: Trevor Rabin
Fotografía: David Boyd

Si de algo puede presumir 12 Rounds es de tener un ritmo frenético que se mantiene de comienzo a fin. La película se presenta como un juego, similar al que veíamos en la tercera entrega de la Jungla de Cristal donde un energúmeno traía en jaque a los policías, con sus continuas adivinanzas.
Aquí sucede algo parecido. Danny es un agente de policía que un buen día, captura a Miles un traficante de armas internacional, perseguido hace tiempo por la FBI. En el momento de la detención, la pareja del traficante muere, y doce meses después, una vez fuera de la cárcel, el traficante quiere venganza. Así que secuestra a la pareja de Danny y le invita a participar en un juego, que tendrá 12 Rounds.

Si Danny va superando las distintas fases del juego, quizá tenga suerte y puede volver a estrechar a su pareja entre sus brazos.Ashley Scott es Molly
La ciudad de Nueva Orleans es el tablero en el que se suceden los acontecimientos. El forzudo policía (interpretado por John Cena, antaño luchador profesional) es una apisionadora que se lleva todo por delante. No faltan todas las cargas pirotécnicas imaginables, tal que vuelan edificios por los aires, se destrozan tranvías, muere gente inocente, mientras el tiempo corre, y los rounds van corriendo.

No hay mucho más que contar. Renny Harlin (La Jungla de Cristal 2) pergeña un producto que chorrea adrenalina, merced a un alud de planos que imprimen a la cinta tal velocidad que incluso agota. Mientras el forzudo protagonista va y viene por la ciudad como un dominguillo, pegado continuamente al móvil, siguiendo las instrucciones del criminal.

El final de la película es de traca y se agradece la fisicidad de las escenas, sin abusar de los efectos especiales (así que vemos al prota, bueno a su doble, colgado de un helicóptero, conducir coches de bomberos, tirarse por la fachada de un edificio asido a una correa de goma, etc), con un escena final de las que no se olvidan.

12 Rounds ofrece divertimento puro y duro, sin concesiones al tedio. Una clásica “movie non-stop” que deja al espectador sin resuello, abrumado por cuanto ve en pantalla, y satisfecho con el previsible happy-end.

La actriz por la que Danny se juega el tipo es Ashley Scott, a la que pudimos ver en Into The Blue, luciendo un bonito bikini.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: