2012 (Roland Emmerich, 2009)

2012Dirección: Roland Emmerich.
Reparto: John Cusack (Jackson Curtis), Chiwetel Ejiofor (Adrian Helmsley), Amanda Peet (Kate Curtis), Oliver Platt (Carl Anheuser), Thandie Newton (Laura Wilson), Danny Glover (presidente Thomas Wilson), Woody Harrelson (Charlie Frost), Morgan Lily.
Guión: Roland Emmerich y Harald Kloser.
Producción: Harald Kloser, Mark Gordon y Larry Franco.
Música: Harald Kloser y Thomas Wander.
Fotografía: Dean Semler.
Montaje: David Brenner y Peter S. Elliot.
Diseño de producción: Barry Chusid.
Vestuario: Shay Cunliffe.
USA, Canadá, 2009

Las películas de tragedias a nivel mundial es un subgénero dentro de las películas de Ciencia Ficción que ha dado títulos de calidad muy diversa. La serie B ha sido muy dada a este tipo de películas, pero también las superproducciones han dado títulos importantes. Bien sean zombies, virus, enfermedades, guerras nucleares, monstruos, desastres naturales, extraterrestres violentos o la estupidez humana, muchas veces se nos ha presentado el fin del mundo de cerca. De hecho el director de esta película, Roland Emmerich ya no lo ha mostrado varias veces.

Adios a la civilizaciónEn esta ocasión son los desastres naturales y una tierra que se revela lo que provoca a nivel mundial una desestabilización que deja la vida sobre el planeta a niveles mínimos.

Acción le sobra a la película, efectos especiales, muy bien hechos, también, casi todos digitales. La historia la intentan justificar de forma acertada, sin entrar en demasiados aspectos científicos y sin hacer tampoco demasiada mención a las profecías antiguas que vaticinan el fin del mundo por esas fechas.

porta aviones a tomar por saco la casa blancaGracias a eso, los minutos de acción aumentan y hay unas cuantas escenas de huída que son realmente impactantes y trepidantes. No falta tampoco algún momento en plan sentimentaloide, ya que las circunstancias del fin del mundo son muy propicias para ello, pero básicamente la historia se centra en la familia protagonista y sus vicisitudes para intentar sobrevivir.

Encarnando a estos personajes están John Cusack y Amanda Peet, una pareja separada que se ve unida de nuevo para intentar salvar a los dos hijos que tienen en común. La química entre ambos personajes no es algo esencial para el desarrollo de la película, pero sí que resultan creíbles. Lo que les rodea tiene más importancia que las propias interpretaciones.

Respecto a los personajes, quizás la historia deje un punto de desesperanza en la raza humana. Ver como de la humanidad se salvan mayormente una serie de especímenes gracias a su dinero, nos hace ver qué es lo que mueve el mundo.

En resumen, una película algo más que palomitera, realmente entretenida para las 2 horas y media que dura, que consigue mantener la atención en la historia, que no te aburras en ningún momento.

Web Oficial | Español | Inglés | IMDB

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: