Canibal (Manuel Martín Cuenca 2013)

Canibalñ
strong>Película: Caníbal. Dirección: Manuel Martín Cuenca. País: España. Año: 2013. Duración: 117 min. Género: Thriller, drama. Interpretación: Antonio de la Torre (Carlos), Olimpia Melinte (Nina), Alfonsa Rosso. Guion: Manuel Martín Cuenca y Alejandro Hernández; libremente inspirado en la novela “Caríbal”, de Humberto Arenal. Producción: Manuel Martín Cuenca, Fernando Bovaira, Simón de Santiago y Alejandro Hernández Díaz. Fotografía: Pau Esteve Birba. Montaje: Ángel Hernández Zoido. Dirección artística: Isabel Viñuales. Vestuario: Pedro Moreno.

He visto La mitad de Óscar de Manuel Martín Cuenca así que sabía lo que me esperaba. De nuevo planos largos, bien encuadrados, que parecen cuadros, con una fotografía maravillosa, escasos diálogos y ausencia de música.

Respecto a la historia, ésta es mínima. El protagonista es Carlos, de oficio sastre, quien mata mujeres y luego se las come.

La película no es un tratado sobre el canibalismo, dado que es lo menos relevante de la película, pero queda bien para hacer un cartel relumbrante y ofrecer algo diferente. No esperen encontrar algo gore, porque no hay ninguna escena explícita.

Dos horas es demasiado tiempo para una historia que avanza a paso de burra, y con muy poca sustancia narrativa. ¿qué nos quiere contar el director?. Carlos, vive solo, ama la soledad, no tiene familia, ni amigos, ama su trabajo, rehuye el contacto de otra piel, mata y se come a sus víctimas. ¿por qué hace esto?. No sabemos si sufrió de pequeño, cómo ha sido su niñez o adolescencia, qué siente al comer carne humana, si tiene alguna clase de remordimiento. Esto puesto en imágenes, obliga al protagonista el actor Antonio de la Torre a poner cara de palo, afianzar un aire circunspecto, y arrojar alguna lágrima postrera. ¿suficiente para llevarse un Goya?. Posiblemente.

Como contrapeso a la figura de Carlos, en escena surge Nina, quien trata de volverlo humano, de despojarlo de su máscara de monstruo. ¿Lo conseguirá?. Para eso hay que ver la película.

Los paisajes nevados de Sierra Nevada son espectaculares. La película no me ha gustado, no por su quietud o lentitud, sino porque hay muy poco que contar, y el protagonista es tan plano que no engancha ni para bien ni para mal.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: