american gangsgter crítica película

American GansterDirección: Ridley Scott
Reparto:Russell Crowe (Richie Roberts), Denzel Washington (Frank Lucas), Chiwetel Ejiofor (Huey Lucas), Cuba Gooding Jr. (Nicky Barnes), Josh Brolin (detective Trupo), Carla Gugino Laurie Roberts), John Hawkes (Freddie Spearman), Ted Levine (Lou Toback), Armand Assante (Dominic Cattano), Common (Turner Lucas), John Ortiz (Javier Rivera).
Guión: Steve Zaillian.
Producción: Brian Grazer.
Música: Marc Streitenfeld.
Fotografía: Harris Savides.
Montaje: Pietro Scalia.
Diseño de producción: Arthur Max.
Vestuario: Janty Yates.
País: USA
Año: 2007
Título original: American gangster
Duración: 157 min.
Género: Drama policiaco

Ver una película de casi tres horas y no acabar echando pestes de la misma ya en sí es todo un logro. Tras la camara Ridley Scott, padre de la nefanda El reino de los cielos, para entendernos y de otras como Gladiator o Alien.
Esta como su títullo indica va de gangster, en este caso con piel negra, toda una novedad, dado que siempre la mafia se asociaba a los italoamericanos de tez blanca.

Frank Lucas es un hombre perspicaz y avispado que en pleno conflicto del Vietnam decide traer de allí la droga, y luego venderla en Nueva York. La calidad de la mercancía es de primera y su precio más bajo que el de la competencia, así que en un abrir y cerrar de ojos, vende la droga hasta convertirse en el jefe del negocio. Su discrección hace que nadie sepa quien está detrás de la magia azul, como el llama a su droga, a la que ve como un producto más en el mercado, pepsicola mismamente.

Luego sabemos que Frank amasó una fortuna de 250 millones de dólares, ahí es nada. Tras su pista está Richie, «el´único policía honrado» capaz de devolver una fortuna de un millón de dólares que confisca en una operación. Richie irá atando cabos, poniendo a los malos en el corcho donde irá almacenando las fotografías tomando y tirando de la madeja, hasta que Frank caiga.

American GangsterEs como si viéramos dos películas al mismo tiempo, porque las existencias de Frank y Richie corren en paralelo, hasta la última media hora de pelícua. Del primero vemos como es un hombre familiar, que se reúne con artistas, deportistas alejados de los hombres del hampa y gangster locales. Richie a su vez tiene problemas familiares con su mujer, que pide la custodia del hijo en común, al considerar que su marido tiene una vida que no le permite ocuparse de él como Dios manda.

El ritmo de la película es desenvuelto que no frenético lo que permite que a pesar de la duración de la película esta no resulta para nada lenta o tediosa, sino todo lo contrario. Ayuda a la labor actores de la talla de Russell Crowe y Denzel Washinton muy bien en sus papeles. La recreación de la época años 60 y 70 está muy lograda. Los títulos de crédito finales nos dan toda la información que precisamos acerca de los dos protagonistas de la película, la cual está basada en hechos reales.

En resumen una película que sin ser una obra maestra, deja un buen sabor de boca a pesar de su duración, gracias a una historia entretenida, con dos actores muy eficaces y una puesta en escena que cuida los elementos técnicos. Por esta vez Ridley cumple con nota. Para los Oscar, la han obviado totalmente pues no participaba en ninguna categoría de las importantes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: