Avatar (James Cameron, 2009)

AvatarDirección y guión: James Cameron.
Reparto: Sam Worthington (Jake Sully), Zoë Saldana (Neytiri), Sigourney Weaver (Dra. Grace Augustine), Michelle Rodriguez (Trudy), Giovanni Ribisi (Selfridge), Joel David Moore (Norm), C.C.H. Pounder (Mo’at), Wes Studi (Eytukan), Laz Alonso (Tsu’Tey), Stephen Lang (coronel Quaritch), Matt Gerald (Lyle).
Producción: James Cameron, Jon Landau y Rae Sanchini.
Música: James Horner.
Fotografía: Mauro Fiore.
Montaje: James Cameron, John Refoua y Stephen Rivkin.
Diseño de producción: Rick Carter y Robert Stromberg.
Vestuario: Mayes C. Rubeo y Deborah Lynn Scott.
Distribuidora: Hispano Foxfilm.
USA, Reino Unido 2009

Antes de hablar de Avatar en si, he de hablar de la nueva revolución en el mundo del cine, el 3D. Aunque lleva tiempo existiendo, es ahora cuando grandes superproducciones se están grabando en 3D. Ya que en mis viajes el cine sigue sin ser una prioridad y vivo en una “capital de provincias”, que diría Bardem, Juan Antonio, esta ha sido mi primera película en 3D y realmente la experiencia me ha parecido genial.

Así debieron sentirse nuestros antepasados al ir a ver Lo que el Viento se Llevó en color, o la primera película en Cinemascope y aquellos inventos de la época en que el cine se veía amenazado por la televisión. Quizás la industria ha visto por fin otras amenazas y técnicamente empieza a dar otro salto evolutivo… pero esa es otra historia.

Vayamos con Avatar. El hecho haberla visto en 3D a buen seguro tendrá mucho que ver en habar salido encantado de la película. Con casi 3 horas de duración, no se me ha hecho pesada y visualmente deja atrás otras con las que se podría comparar, como pueden ser Jurassic Park o incluso me atrevería a decir El Señor de los Anillos. Los movimientos, la fotografía, los personajes. Todo tiene un realismo que te hace pensar que estás en la vida real, como dice el personaje protagonista, que el resto es un sueño.

Avatar, el planetaDesde luego ha merecido la pena esperar 12 años para que James Cameron rodara su nueva película, después de quitarse de una vez el mono del Titanic y sus aventuras documentales submarinas de encima.

Todo me parece que cumple en esta película. De momento nos planta la acción en un futuro lejano, en el año 2154 donde los humanos colonizan un planeta extraterrestre. No sabemos mucho de cómo está La Tierra, quienes son esos seres o en que estado se encuentra la humanidad, pero no hace falta para la historia que nos cuentan, es suficiente con saber lo que sabemos, ya que el resto no nos aportaría mucho.

La historia y el guión también me parecen geniales. Es una historia elaborada, aunque no precisamente original, ya que es la vieja lucha entre opresores y orpimidos, ambientada en un planeta interesante y que tiene unos habitantes suficientemente parecidos y distintos a los seres humanos para que el entendimiento entre ambas razas pueda llevarse a cabo… si se quiere.

La trama tiene un aire ecologista, como en algún momento se apunta. Los seres protagonistas podrían recordarnos mucho a cualquier tribu de las que vive en el amazonas, en armonía con la naturaleza de la que se nutre y a la que respeta, aunque en la película todo esto se lleve un paso más allá.

Avatar y original, dos en unoPara los que les gusten los paralelismos, seguro que pueden encontrar alguno entre este argumento y el de alguna película de las clásicas de indios y vaqueros, o saquen parecidos más que razonables con películas como Starship Troopers por la ambientación en planetas exteriores, Alien, por los recintos en los que se mueven, Robocob, por esos robots que dirigen, Matrix, por la conexión a la red global, El Señor de los Anillos, por las élficas criaturas, Jurassic Park, por los animalejos que pueblan el planeta,… y así se podría seguir at infinitum si empezamos a ver silogismos menos evidentes.

Pero yo me quedaría en el todo, en lo que representa como película de ciencia ficción, de acción, en sus personajes bien creados y con motivaciones muy definidas, en su ritmo narrativo eficiente, en su calidad visual, en su ambientación entre tecnológica y naturalista, en su historia perfectamente hilvanada y en tantas cosas que ni tan siquiera te paras a pensar en ellas mientras disfrutas de la película, porque eso sí, Avatar y el Señor Cameron, me han hecho disfrutar como hace mucho que no lo hacía con una película.

Como he dicho en un principio, seguramente ser la primera película que veo en 3D haya distorsionado mi visión de la misma, pero sea lo que sea, el cine es espectáculo y diversión y eso me lo ha dado de forma sobrada. Si además la historia hace a alguno plantearse alguna idea ecologista, humanitaria y sentimental, como debería hacer, pues será bien recibido, pero sino, siempre nos quedarán 3 horas de disfrute.

¡¡¡Feliz Navidad!!!

Web Oficial | Español | Inglés | IMDB

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: