Baciami ancora (Gabriele Muccino 2010)

Baciami ancora * Año: 2010 * Género: Drama / Amor
* País: Italia / Francia * Duración: 139 minutos
* Título Original: Baciami Ancora * Dirección: Gabriele Muccino
* Producción: Domenico Procacci * Guión: Gabriele Muccino
* Fotografía: Arnaldo Catinari * Música: Paolo Buonvino
Stefano Accorsi Carlo Vittoria Puccini Giulia
Pierfrancesco Favino Marco Claudio Santamaria Paolo
Giorgio Pasotti Adriano Marco Cocci Sabrina Impacciatore Livia
Primo Reggiani Lorenzo Lina Bernardi Madre de Paolo Adriano Giannini Simone Valeria Bruni Tedeschi Adele

Han pasado diez años del estreno de L´ultimo bacio. Ahora dos lustros después nos encontramos a los mismos personajes, que superan ya los cuarenta.
Si echamos una vistazo al poster de la última película comentada, también italiana, apuntar que los tres que aparecen en dicho poster; Accorsi, Pierfrancesco Favino y Vittoria Puccini, trabajan también en esta producción.
La película muestra a un grupo de hombres y mujeres que no tienen muy claro hacia donde se dirigen. Carlo está divorciándose de Giulia con quien tiene una hija, mientras que se va acostando con diversas mujeres, para constatar lo que se temía; que Giulia es la mejor de todas. A su vez Giulia comparte su vida con Simone, actor que se las ve y se las desea para conseguir un papel quien quiere tener un hijo con Giulia a quien esto no le hace nada de gracia. Carlo hará todo lo posible para recuperar el amor de Giulia y un trance bastante surrealista posibilitará esta acción.
Luego tenemos a Marco y a su mujer, quien le deja para irse con un músico que tras dejarla embarazada la mandará a freír churros, pues en teoría ella no puede concebir, luego ella decide volver son su marido. Está también Paolo quien sufre de esquizofrenia. Está enamorado de Livia que no acaba de ver clara su relación. Y pasará lo que todos nos imaginamos. E
Tenemos a Adriano, quien necesita un buen peluquero y que dicho sea de paso es el ex-marido que sale de la cárcel mientras quiere recuperar el cariño de su hijo, mientras se enamora de Adele, con quien decide que no haya mentira alguna en el zurrón, a fin de que su relación no se cimente sobre la mentira.

El caso es que todos ellos no saben estar sin amarse y odiarse, pero con un claro miedo al compromiso, en un maniqueísmo que resulta muy cargante. A su vez, hay cierto tufillo moralista, un toque de cuanto de hadas, donde Carlo que ejerce de narrador, y nos hace partícipes de su inmenso amor hacia Giulia, lo cual no le impide mientras tanto dar rienda suelta a sus ansias con quien tiene más a mano (demencial el papel de su amante). A pesar de ser una película de muchos personajes, que busca la coralidad, la poco argamasa de un guión muy poco consistente, deja simplemente secuencias que buscan una y otra vez tocar la fibra del espectador por la vía rápida, sin matices, como si de anuncios se tratara, donde la vida de una persona se pudiera despachar de una pincelada, conformando un producto banal y perecedero.

Ni me gustó L´ultimo baccio ni me ha gustado esta secuela. Lo siento, no cuela.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: