Bienvenidos al Fin del Mundo (Edgar Wright, 2013)

Una pandilla de amigos ingleses del instituto se reúnen años después de haber separado sus vidas para acabar algo que dejaron a medias. En su pueblo, una ruta de 12 pubs acaba en el último de ellos llamado precisamente: El Fin del Mundo. En su graduación intentaron completar la ruta bebiendo una pinta en cada uno de los pubs, pero no llegaron a conseguirlo.

En la actualidad, aunque todos tienen unas carreras y una vida de adulto muy alejada de aquellos tiempos, logran ser convencidos por el único que aún mantiene aquel estilo de vida, Gary.

Así las cosas, la historia empieza como una comedia de amigos, que se reencuentran para revivir las viejas rencillas, los viejos amores, las cuentas pendientes, en una ciudad que ya no es como aquella en la crecieron.

Y con esta bonita historia llegamos a la mitad de la película, donde de repente, la línea recta de la trama da un vuelco que nos revienta la cabeza y se convierte en una historia radicalmente distinta.

OJO SPOILER: si quieres disfrutar de la película, no sigas leyendo a partir de aquí.

Cuando Gary está a punto de tirar la toalla y dejarse vencer por unos ex amigos que parece que tienen cosas más importantes que hacer, se ve atacado en unos baños por una especie de robot que intenta acabar con su vida. Sus amigos, que también entran al baño, son también atacados y a partir de ahí la historia cambia y tendrán que salvar al mundo de la lenta colonización a la que están siendo sometidos.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡QUÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉ!!!!!!!!!!!!!

Es lo que me gusta de esta película, su extraño giro a mitad de la película que la hace pasar de una película de reencuentro de amigos sin más, a una película de extraterrestres sin más, pero que durante algún tiempo te mantiene con la intriga y con la boca abierta de, ¿qué acaba de pasar?

El final, que no contaré, se sale un poco de tono y no tiene mucha coherencia, lo de siempre de grandes ideas que no se terminan de cerrar bien. Pero como divertimento no está mal.

El reparto de actores y actrices inglesas de renombre es destacable y sus interpretaciones son comedidas en general para la ida de olla de la película, tenemos como más conocidos a Martin Freeman, Pierce Brosnan, Rosamund Pike o Simon Pegg entre otros. Que por cierto, este último, además protagonista, también firma el guión junto al director Edgar Wright.

Y por Dios. SI NO LA HABÉIS VISTO TAMPOCO OS VEÁIS EL TRAILER, QUE ES UN SPOILER AÚN MAYOR. NO DEJA NADA SIN MOSTRAR.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: