Blow up deseo, de una mañana de verano crítica película

Blow up deseo de una mañana de veranoDirector: M. Antonioni , libremente inspirado en el relato de Julio Cortázar “Las babas del diablo” . Guión: M. Antonioni, Tonino Guerra , con la colaboración de Edward Bond (dialogos en inglés).
Fotografía: (Metrocolor) Carlo di Palma .
Montaje: Frank Clarke . Escenografía: Asheton Gorton .
Música: Herbie Hancock . (Canción: “Stroll On” por The Yardbirds )
Intérpretes: David Hemmings (Thomas), Vanessa Redgrave (Jane), Sarah Miles (Patricia), Peter Bowles (Ron), Verushka, Jill Kennington, Peggy Moffit, Jane Birkin, Rosaleen Murray, Ann Norman . Producción: Carlo Ponti para MGM (Gran Bretaña). Duración: 110 minutos.

Michelangelo Antonioni, «El maestro», no deja indiferente. Sus películas o bien tienen defensores a ultranza, o bien están los que nos preguntamos qué claves ocultas tiene este director para haber alcanzado el estatus conseguido dentro del mundo del cine. Hace unos días hablé de «El eclipse» y me despaché a gusto.

Pero volví a darle otra oportunidad, y que mejor que echar mano de «Blow up«, un icono cultural de la década de los sesenta, referente para multitud de cineastas, y un tupido tapiz de la sociedad británica de esos años. La película data de 1966, cumple pues este año su cuarenta aniversario.

Antonioni echa un vistazo a su alrededor y plasma el amor libre, las noches de alcohol y porros, los conciertos donde se destrozan guitarras, todo ello con gran colorido, y vestidos y peinados a la última, de mano de bellas modelos, todas ellas anoréxicas que pueblan el estudio fotográfico del protagonista.

La historia de Blow up parte del relato de Julio Cortázar, «las babas del diablo» de quien Antonioni toma sólo la idea: un fotógrafo profesional descubre al revelar y ampliar un carrete de fotografías algo que a simple vista no había sido capaz de ver. El agrandamiento de las imágenes es lo que se denomina «blow up».

¿Pero de qué va Blow up?. Dejemos que se explique su director.

“Necesitaré al menos otro film para explicar «Blow up” (Rueda de prensa Festival de Cannes, mayo de 1967)

De nuevo, más allá de que la gente entendiera o no la película la crítica se rinde nuevamente a sus pies y gana la Palma de Oro en Cannes en 1967 y fue nominada a dos Oscars en las categorías de guión y dirección.

El director nos da más pistas sobre la película:

Vanessa Readgrave“Cuando se utilizan ampliadoras […] pueden verse cosas que probablemente el ojo desnudo no sería capaz de captar […]. El fotógrafo de Blow Up, que no es un filósofo, quiere ver las cosas más de cerca. Pero lo que sucede es que, al ampliarlas demasiado, el objeto se desintegra y desaparece. por lo tanto, hay un momento en que asimos la realidad, pero ese momento pasa. Este es en parte el significado de Blow up” (Michelangelo Antonioni).

Más allá de las disquisiciones filósoficas, del más aquí y del más allá, de lo real y lo fantástico, de los planos superpuestos, abiertos a la irrealidad hipercósmica, con el final, en el que el protagonista desaparece fundido en el «gran verde», tras seguir el juego a unos mimos que juegan al tenis con una bola imaginaria, creo que me lo pensaré más de una vez antes de ver algo más de «El maetro» Antonioni.

Michelangelo Antonioni en Cuak | El eclipse

Advertisements

1 comentario en “Blow up deseo, de una mañana de verano crítica película”

  1. Película casi mítica de los sesenta y primera del genial Michelangelo Antonioni en habla inglesa, y posiblemente su más taquillera, ya que el éxito que tuvo en su época fue impresionante. Antonioni después de una serie continuada de películas que giraban en torno al tedio de la clase alta italiana, como por ejemplo: «El desierto rojo» y «La aventura», se conviertió en un realizador internacional con esta película basada en un relato breve de Julio Cortázar «Las babas del diablo». Y en donde nos cuenta la vida de un tal Thomas, un fotográfo que divide su tiempo entre modelos encantadoras y trabajando en la calle, y un buen dia va a fotografiar a un parque desierto con la esperanza de encontrar una buena imágen para culminar su último libro. Pero una vez en el estudio y al ampliar las fotografías, descubre lo que podría ser un asesinato… Memorable e interesante película, y es que Antonioni elabora de tal manera la trama creando un suspense verdaderamente paradigmático. Y con una fuerte carga de erotísmo, y es que de verdad, cuando en los años sesenta los desnudos en el cine de habla inglesa no eran habituales significó toda una gran carga de profundidad, como por ejemplo en la escena en que Vanessa Redgrave se quita la blusa y empieza a deambular por el estudio con los brazos cruzados sobre los pechos. Inmenso y tremendo el genio italiano, si señor. Muy buena como tenia queser, la fotografía obra de Carlo Di Palma, el fotográfo fetiche de Woody Allen, y donde da un trato muy especial a esa ambientación psicodélica de la década prodigiosa. ¿Y que decir de la banda sonora a cargo del maestro Herbert Hancock?, pués colosal y en donde uno se puede deleitar con temas del mítico conjunto inglés «The Yadbirds». Extraordinario David Hemminings, metido en el pellejo de Thomas, ese jóven fotográfo que a raiz de unas fotografías debe permanecer casi siempre en la incertidumbre, y fenomenal a su lado la ya mencionada Vanessa Redgrave, en el papel de Jane, esa bellísima mujer dispuesta a todo conn tal de conseguir esos comprometidos rollos fotográficos. En definitiva, una película que para mi se ha convertido en todo un clásico del cine de culto. Y un titulo sumamente importante en la filmografía del maestro Antonioni. Matrícula de Honor. Saludos.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: