Calibre (Matt Palmer)

Dos amigos deciden pasar un tiempo juntos yéndose de cacería por las highlands. Uno de ellos, Vaughn, va a ser padre. Ambos se conocen de su estancia en un internado en donde Marcus ejerció de protector del otro. Ahora transcurridos unos años Marcus quiere saldar una deuda llevándose con él a Vaughn a cazar, no siendo esta una de sus aficiones, aunque qué no hace a veces uno por complacer a un amigo. Los dos llegan a un pueblo en donde todos se conocen, y por lo tanto no tardan mucho en hacerse notar. Una pinta lleva a la otra, y salen acompañados de dos mujeres. Al día siguiente aún con resaca se van a cazar, y allí sucederá algo que removerá sus vidas de arriba abajo. La película a partir de ese momento irá creciendo en intensidad, alcanzando un clímax notable de tensión y violencia que fluye como un magma irrefrenable hasta un final que deviene una encrucijada existencial que acarrea consecuencias de por vida. Qué me dicen de la mirada de Vaughn perdida no sabemos dónde, domesticada por doméstica.

Calibre dirigida y guionizada por Matt Palmer, disponible en Netflix, es un buen thriller que juega sus cartas hábilmente, para sobre algo en teoría trillado buscar y encontrar la vuelta de tuerca que todo cinéfilo recibirá con sumo agrado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: