Cinderella man El hombre que no se dejó tumbar 2005

Cinderella manDirección: Ron Howard.
País: USA.
Año: 2005.
Duración: 144 min.
Género: Biopic, drama.
Interpretación: Russell Crowe (Jim Braddock), Renée Zellweger (Mae Braddock), Paul Giamatti (Joe Gould), Craig Bierko (Max Baer), Bruce McGill (Jimmy Johnston), Paddy Considine (Mike Wilson), David Huband (Ford Bond), Connor Price (Jay Braddock), Ariel Waller (Rosemarie Braddock), Patrick Louis (Howard Braddock).
Guión: Cliff Hollingsworth y Akiva Goldsman; basado en un argumento de Cliff Hollingsworth.
Producción: Brian Grazer, Ron Howard y Penny Marshall.
Música: Thomas Newman.
Fotografía: Salvatore Totino.
Montaje: Mike Hill y Dan Hanley.
Diseño de producción: Wynn Thomas.
Dirección artística: Peter Grundy y Dan Yarhi.
Vestuario: Daniel Orlandi.

Dice Bukowski en uno de sus poemas ( El perdedor ) que tras un altercado en el que estando él por medio llovieron los mamporros, fue a su casa, se arrancó las vendas de las manos y se puso delante de su máquina de escribir y y no he dejado de pelear desde entonces . Se puede plantar cara a la vida de muchas maneras, no solo enseñando los puños, exprimiendo las ubres de los tinteros como ha hecho Bukowski y otros muchos por ejemplo a lo largo de la historia.

Pero en esta ocasión la película de Ron Howard va sobre la vida de Braddock, un boxeador de origen irlandés que vive en New Jersey y que roza con las yemas de las manos el título de campeonato mundial y que como consecuencia del crak 29, en el que la economía se fue el traste, viniendo la gran depresión, pasa a mal vivir junto con su mujer y sus tres hijos, en una casa en la que pasan hambre y frío ( recuerda a las Cenizas de Angela, pero sin llegar a los extremos de esta), en una situación en la que conseguir un trabajo es empresa difícil y donde el futuro es más negro que la mugre de las uñas. Pero la vida a veces ofrece segundas oportunidades guiñando el ojo a los desventurados.

Al ver la película, la cual está muy bien hecha, tanto la dirección artística, recreando los años 30, la música, como las interpretaciones, tanto Crowe como Giamatti están estupendos ( los diálogos que mantienen ellos dos es lo mejor de la película), Crowe es capaz como pocos de crear un personaje con aureola de leyenda que al mismo tiempo es capaz de arrastrarse para pedir dinero o llorar a moco tendido preso de la impotencia que lo cercena, me recuerda a otras películas de andanzas pugilísticas ( la saga de Rocky, The boxer, Million dollar Baby etc), y al ser un tema bastante trillado pierde efectividad.

La película atesora muchas cosas positivas, entre ellas, que durando más de dos horas no se haga nada pesada, gracias a un montaje eficaz, que dosifica bien la acción, alternando momentos tristes con otros más amenos y no abusando de las escenas de Bradock repartiendo estopa ( salvo los últimos veinte minutos), creando a su antojo géiseres de sangre en sus rivales. Pero tengo la sensación de que si en lugar de ser Crowe el que interpreta a Bradock, hubiese sido alguien desconocido, esta película nos la podían emplumar pefectamente, un domingo a las cuatro de la tarde, cualquiera de nuestras televisiones, como un telefilme más del montón.

Es el tufillo americano tan característico de endiosar a las personas, de crear mitos y agitar la bandera americana al mismo tiempo, lo que me da cierto sarpullido. La gente abarrotando las iglesias siguiendo el combate como si su futuro fuese ligado al de Braddock. Es esa identificación pueril la que me chirría. No soy partidario de los heróes sean boxeadores o futbolistas, y si hay que encumbrar a alguien seguro que a nuestro alrededor hay héroes anónimos que no salen en los medios. Pero llamando a Braddock , cinderella man, el hombre cenicienta, el cuento tenía que tener un final feliz.

Cinderella Man, levanta el vuelo un poco sobre las películas de sobremesa, pero no lo suficiente para una película de este prespuesto y de los medios disponibles. La película para nada me ha dejado KO, sólo he recibido algún leve moquetón que otro, del que apenas quedará huella en unos días, al igual que el recuerdo de esta película.

Cinderella Man IMDB | Web oficial

Advertisements

3 comentarios en «Cinderella man El hombre que no se dejó tumbar 2005»

  1. Qué grande la referencia a Bukowski. Ya no quedan poetas como los de antes.

    Oye, parece que ya es inminente el estreno de la nueva peli de Rocky. ¿la 5ª, 6ª, 7ª? Ya he perdido la cuenta y el pobre Stallone tiene que estar para pocos trotes.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: