Cleaner

Dirección: Renny Harlin.
País: USA. Año: 2007. Duración: 90 min.
Género: Thriller.
Interpretación: Samuel L. Jackson (Tom Cutler), Ed Harris (Eddie Lorenzo), Eva Mendes (Ann Norcut), Luis Guzmán (detective Wallace), Keke Palmer (Rose Cutler), Robert Forster (Arlo Grange), Maggie Lawson (Cherie), Edrick Browne (detective Darrin).
Guión: Matthew Aldrich.
Producción: Avi Lerner, Michael P. Frannigan, Samuel L. Jackson, Steve Golin, Alix Madigan-Yorkin y Lati Grobman.
Música: Richard Gibbs. Fotografía: Scott Kevan.
Montaje: Brian Berdan. Diseño de producción: Richard Berg.
Vestuario: Susanna Puisto.

Tras haber visto y comentado 12 rounds (del mismo director, Renny Harlin y todavía no estrenada en España), esta producción es una perita en dulce. No hay la traca pirotécnica de la anterior, pero nos encontramos ante un trhiller solvente y convencional, paradigma de la previsiblidad. Está claro que los guionistas no saben con qué historia sorprendernos.

En esta ocasión el protagonista es Tom, un limpiador, el Cleaner que da nombre a la cinta, quien aparece tras la escena del crimen, para devolver el ambiente a su estado natural. Un buen día recibe un aviso para ir a un domicilio. El precinto policial está cortado. Se encuentra con un sofá blanco regado con sangre y despojos humanos. Lo deja todo como los chorros del oro y cuando al día siguiente va a la misma casa a cobrar, quien le atiende es una mujer, Ann, que dice no haber precisado sus servicios.

Tom no da crédito y comienza a investigar. El muerto no es otro que el tesorero de un alto mando policial, un tal Vaughn, a quien lo le vemos en toda la película, que tiene comprado a buena parte del cuerpo de policía. La mujer del presunto difunto se relacionará con Tom, el cual no quiere salir a la luz pues en el pasado hizo algunos trabajillos para Vaughn. Debe Tom cuidar también de su hija, la cual no tiene madre, pues ésta fue asesinada. El padrino de la hija de Tom se llamada Eddie que como no podía ser de otro modo, no es trigo limpio y cierra el círculo completando la nómina de sospechosos.

Apuntar que la película está hecha sin grandes efectismos (nada que ver con la citada 12 rounds), tampoco hay nada que la haga sobresaliente. Samuel L. Jackson y Ed Harris cumplen en sus respectivos papeles. Eva Mendes, la compungida viuda, no se nos muestra tan sexy como de costumbre. La historia deviene en un thriller de suspense, que apenas intriga, dado que en un espacio tan cerrado, no hay margen para la elucubración y la historia además de un refrito sin mucho sabor a duras penas logra entretener.

Cleaner ya está en los cines por si queréis verla. Ha tardado un par de años en estrenarse. ¿por qué será?. Se me ocurren muchas maneras de gastarme 8 euros.

Advertisements

2 comentarios en «Cleaner»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: