Contra la pared crítica película

Contra la pared Dirección y guión: Fatih Akin.
Duración: 123 min.
Género: Drama.
Interpretación: Birol Ünel (Cahit), Sibel Kekilli (Sibel), Catrin Striebeck (Maren), Güven Kiraç (Seref), Meltem Cumbul (Selma), Cem Akin (Yilmaz Güner), Aysel Iscan (Birsen Güner), Demir Gökgöl (Yunus Güner), Stefan Gebelhoff (Nico), Hermann Lause (Dr. Schiller).
Producción: Ralph Schwingel y Stefan Schubert.
Música: Klaus Maeck.
Fotografía: Rainer Klausmann.
Montaje: Andrew Bird.
Diseño de producción: Tamo Kunz.
Dirección artística: Andreas Thiel.
Vestuario: Katrin Aschendorf

Película dirigida por Fatih Akin, un joven de apenas treinta años que ya ha rodado media docena de películas. Nació en Hamburgo y es de origen turco. Según su director la historia tiene bastante de autobiografía personal. Resaltar la brillante interpretación de la debutante Sibel Kekilli, que dejó el Ayuntamiento de su pueblo de Essen para hacer esta película. La réplica se la da Birol Ünel actor curtido en los escenarios teatrales.

La historia de amor de esta pareja no es convencional. Tiene más de vinagre que de azúcar. Hay más lágrimas que sonrisas, portazos que abrazos, gritos que besos, sexo que caricias. Son dos personas que están al límite, autodestructivas ( buscan la perdición en el alcohol, en las drogas, en el suicidio), que de modo casual se entrelazan para llevar a cabo un matrimonio no deseado que la saque a ella, chica árabe liberada y poco partidaria de los postulados y costumbres de sus padres turcos, de la férula protectora de la familia. Los dos han intentado suicidarse sin éxito, y ese es el punto de partida de la historia. Es el centro de salud, dónde se recuperan de sus intentos de suicidio fallidos, el lugar dónde se conocen. Los dos son hijos de turcos y residentes en Hamburgo. Él se deja llevar, sin ser capaz de explicar el porqué, impelido por una apatía que lo consume y lo que empieza con indiferencia acaba en otra cosa que podría denominarse amor, cariño, pasión y surgen los celos. No hay concesiones y no se evitan las escenas duras, desesperanzadoras y descarnadas, de las que el director sale airoso, gracias a el esfuerzo y entrega de los dos magníficos actores y a una forma de rodar que no se recrea en las miserias, si no que las muestra como algo natural, e inevitable que está ahí presente, integrado en el código genético humano. El lema de la película sería «Vivir duele«. La fotografía es oscura, buena parte de las escenas se ruedan en ambientes nocturnos o en el interior de las casas lo cual va como anillo al dedo al espíritu de la película, imprimiéndole las dosis necesarias de tristeza y soledad ( La noche es la madre de los desheredados, decía Chufowski). Ha obtenido el galardón de mejor película Europea de 2004 y otros muchos premios tanto en Alemania como en el resto del mundo. El final no defrauda y es coherente con la que nos cuentan. Si algo puede empeorar, seguro que empeorará.

Otra Opinión de Contra la Pared

Advertisements

2 comentarios en «Contra la pared crítica película»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: