El Jardinero Fiel crítica película

El jardinero fiel
Dirección Fernando Meirelles
Intérpretes Ralph Fiennes (Justin Quayle) Rachel Weisz (Tessa Quayle) Danny Huston (Sandy Woodrow) Bill Nighy (Sir Bernard Pellegrin) Pete Postlethwaite (Lorbeer)

Guión Jeffrey Caine

Fotografía César Charlone

Música Alberto Iglesias

Montaje Claire Simpson

Fernando Meirelles sorprendió gratamente con su anterior largometraje titulado «Ciudad de Dios«. Ahora lleva a la gran pantalla el best-seller de John Le Carré del mismo título.

No he leído el libro, luego no puedo juzgar la adaptación. En cuanto a la película, que es lo que nos ocupa, decir que es muy buena y de obligado visionado. En algunas escenas la película entra en el territorio del documental, con la cámara oscilando y vibrando, pero sin llegar a marear ( no como en Roseta) adoptando ahí una postura «dogma» en su carencia de formalismos, adentrándose en el meollo de esas ciudades, en este caso de Kenia, formadas por infinidad de casas, hechas de barro, de una sola planta, pegadas unas a otras, sobre caminos de tierra sin asfaltar en los que se acumulan desperdicios de toda clase, por los que corren riachuelos de aguas contaminadas. Sería interesante saber como el director ha conseguido introducir la cámara y rodar esas escenas en esos poblados, en dónde no se ve un blanco en kilómetros a la redonda y donde parece que los lugareños no sepan que están siendo filmados.

La película es una denuncia explícita hacia las malas artes y falta de ética en esas grandes corporaciones farmacéuticas, que lanzan al mercado antibióticos que combaten el SIDA, la tuberculosis, a unos precios inalcanzables, aprovechándose de la sangrante situación de África, para hacer que sus acciones coticen al alza en las bolsas de valores más importantes a nivel mundial, comerciando con la salud y la vida de la gente, como si se tratase de un bien más. Se obvia al ser humano en los tejemanejes que los poderosos se traen entre manos. Se ignora, no a uno ni a dos, si no a todo un continente, África, ante la indeferencia y pasotismo de las grandes potencias; sea EEUU, Japón, Europa, El G8, etc. Solo algunas personas vinculadas a organizaciones no gubernamentales, consiguen gracias a internet y a las webcam comunicarse entre ellos, haciendo a los demás partícipes de sus descubrimientos en relación a las actuaciones ilícitas de estas corporaciones. Veremos como en un momento dado, cuesta poco silenciarlos, merced a la intimidación.

El protagonismo recae en Tessa ( Rachel Weisz), una mujer que lucha denodadamente contra un enemigo demasiado peligroso. Está casada con Justin ( Ralph Fiennes), un diplomático apamplado y enamorado de las plantas. Ralph Fiennes está muy bien en sus dos facetas; al principio como un ser corriente, un poco amilanado, apasionado de las flores y después como un hombre de acción e intrépido. Rachel Weisz ( obtuvo el Oscar en el 2006 como mejor actriz de reparto) está estupenda encarnando una mujer luchadora, idealista, capaz de sonrojar a quien sea con sus declaraciones, de ir con la verdad por delante aunque su vida peligre. Y a la vez, le imprime una fragilidad y ternura que hace su papel aún más atractivo. Ama tanto a su marido que la única manera de salvarlo es tenerlo al margen de todo, y eso implica alejarlo de su trabajo, que a la postre, Tessa dixit es su vida.

La fotografía a cargo de Cesar Charlone es una delicia y en algunos momentos recuerda a Traffic, en esos planos de una blancura cegadora. Los paijes que se avistan desde la avioneta son de una belleza erizante, una explosión de colores, propios de un documental de National Geographic, localizados en tierras de Kenia y Sudán. Pareciera un terreno ignoto, virgen, en el cual el hombre no hubiese puesto aún la mano ( ni las constructoras el ojo, ni las inmobiliarias sus oficinas ). Un espejismo, pues de paraíso tiene poco. La situación que se plantea no es nada halagüeña. Es como si nos preguntamos. ¿Les ayudamos?. Para qué, si van a morir de todos modos. Esa parece que es la respuesta del “primer mundo” frente al continente africano.

El jardinero fíel
IMDB | Web oficial

Advertisements

5 comentarios en “El Jardinero Fiel crítica película”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: