Critica Diamante de sangre (Blood Diamond) película de estreno Di Caprio

Director Edward Zwick
Productor Gillian Gorfil, Marshall Herskovitz,Graham King,
Paula Weinstein,
Edward Zwick
Guión Charles Leavitt
Protagonistas Leonardo DiCaprio es Danny Archer
Jennifer Connelly es Maddy Bowen
Djimon Hounsou es Solomon Vandy
Michael Sheen es Simmons
Arnold Vosloo
Música James Newton Howard
País: USA
Año: 2006
Género: Drama, Thriller

La estupenda película “El Jardinero fiel” prestaba atención a los sucios negocios que las compañías farmacéuticas llevan a cabo en el continente Africano. En “Blood Diamonds”, son esos brillantes sangrientos provenientes de África los que sustentan la historia.

En una pequeña aldea, un pescador, Solomon, sueña con el futuro de su hijo, al que ve como doctor, el cual cada mañana recorre cinco kilómetros para ir a aprender inglés.
De pronto, recibirán en el poblado la visita de unos guerrilleros armados (Sierra Leona, donde vive Solomon, sufre continuas masacres, en una guerra abierta entre el Gobierno y la guerrilla) hasta los dientes que la emprenden a balazos con todo lo que se mueve. Algunos hombres son capturados por los guerrilleros, entre ellos Solomon, que pierde así el contacto con su mujer y sus dos hijos.

A Solomon lo vemos poco después en el cauce de un río, obligado a buscar diamantes, mientras los guerrilleros los vigilan con las metralletas en ristre. La Diosa fortuna quiere que Solomon encuentre un diamante de buenas proporciones y trate de esconderlo. Uno de los jefes guerrilleros se huele algo y cuando está a punto de descubrirlo, aparecen los militares del gobierno y se produce un tiroteo. Solomon logrará esconder el diamante bajo tierra y será conducido poco después a una prisión, en la que coincide con el jefe guerrillero que a los cuatro vientos proclama, sin repercusión, que Solomon tiene un diamante. Al día siguiente Solomon está fuera de la cárcel.

Mientras, conocemos a un treintañero, de nombre Danny Archer (Di Caprio), antiguo militar, que rompió la baraja, y trafica ahora con los diamantes, manteniendo contactos con el Coronel Cotzee, al cual le debe dinero, y que fue quien le forjó como militar y luego como hombre de negocios. Premonitorio el encuentro entre ambos, cuando el coronel, al tiempo que ve como la roja arena se escurre entre sus manos, le dice a Archer que él nunca dejará el continente.
Cuando a oídos de Archer llegan noticias del diamante que esconde Solomon, se pone tras su pista y le ofrece un trato: el diamante a cambio de encontrar a su familia.

El triángulo interpretativo lo cierra una intrépida periodista-fotógrafa americana, Maddy Bowen (Jennifer Connelly) hastiada de arrancar lágrimas a sus acomodados lectores, con fotos de “negros pasándolas putas” y artículos que hablan de muertes, violaciones y masacres. Ella ansía dar un paso más, ir al epicentro del problema, erradicar el negocio de los diamantes que tantas vidas inocentes finiquita, y para ello debe obtener información de primera mano: nombres, fechas, cuentas bancarias, que le permitan causar estragos en la “opinión pública” con el artículo que está escribiendo.
Quién mejor que Archer para poner a la periodista en antecedentes y darle lo que anda buscando.

“Blood Diamonds” guarda similitudes con la genial “Apocalypto” de Mel Gibson. La premisa argumental es la misma. Aunque Apocalypto se ambienta en el siglo XV, con la civilización Maya como telón de fondo, lo que mueve a su protagonista a luchar sin denuedo, y es el meollo de la historia, es recuperar a su familia. Solomon es pues un trasunto de “Garra de Jaguar” (el protagonista de Apocalypto).

Si en “Hijos de los hombres”, en su tramo final, teníamos la sensación de estar inmersos en el infierno, con balas corriendo en todas las direcciones, Blood Diamond, da un paso más allá, y alcanza cotas de verosimilitud y crudeza pocas veces vistas en el cine.

Blood Diamon película críticaNos costaría diferenciar una grabación de la CNN en un conflicto armado, con algunos pasajes de esta historia, en escenas en las que llueve metralla, afloran los morteros y las granadas y el caos lo anega toda, cuando los militares del Gobierno y la guerrilla se ven las caras o cuando la guerrilla, ebria de sangre, ataca cualquier poblado.

Djimon Hounsou suena para los Oscar y es de justicia que se lo den, porque está majestuoso. A Di Caprio, quizá también le caiga algún premio (es probable que lo nominen por su trabajo en “Infiltrados”, así que lo mismo acaba optando a mejor actor principal y secundario) ya que hace un muy buen trabajo, y logra plausiblemente transmitirnos esa “catarsis” que experimenta su descreído personaje que tiene la oportunidad de hacer algo por los demás, desasirse de su egoísmo y descreimiento y entender postreramente, ayudado por Maddy y Solomon (sin didactismos, lo cual es de agradecer) que hay cosas que valen la pena, que para cambiar el mundo, primero tiene que cambiar uno mismo. Impagable la escena final con Archer, atisbando la avioneta que se eleva, recortándose en el gran azul, como el alma que en paz deja el cuerpo, cerrando el círculo. Fin de viaje.

Blood Diamond además de ser una estupenda película de aventuras con momentos dramáticos y de abordar un tema interesante y sangrante como el tráfico de diamantes y sus terribles consecuencias (para los Africanos), es un alegato a favor del instinto de supervivencia, de superación, de lucha, en un medio hostil poblado por hombres y niños soldado, un deambular por caminos embarrados de sangre ajena, donde cabe albergar la esperanza (maravillosa la escena en la cual Solomon frente a su hijo, empuñando una arma, consigue reducirlo con sus palabras acuosas, como el domador de leones hace con sus fieras, pues su hijo es una más, un león que puede volver a ser un gato).

Blood Diamond es cine en estado puro, que sale del corazón, con actores en estado de gracia y un sentido del ritmo y del montaje prodigioso, puesto a punto, con una preciosista fotografía que muestra la belleza salvaje del continente Africano, al son de unos cantos sugerentes que no logran deshacer el nudo en la garganta, que las vibrantes escenas, de gran calado emocional produce. Un honesto trabajo que tiene visos de perdurabilidad.

[VIDEO NO DISPONIBLE]

Trailer de Diamante de Sangre (Blood Diamond)

Advertisements

12 comentarios en «Critica Diamante de sangre (Blood Diamond) película de estreno Di Caprio»

  1. Es una pelicula excelente apesar de que es algo sangrienta nos explica com en Africa la gente sufre, niños son victimas del sangrienta situación de Africa por los benditos diamantes que solo deja muerte y huellas lastimosas de por vida.

    Responder
  2. me parece muy bien que la gente haga sus comentarios sobre la peli, pero no seais tan cabrones de contar el final coño…… que os la cargais joderrrrrrrr

    Responder
  3. muy buena pelicula,se hace como una historia original donde hay que cambiar para que este planeta sea diferente,hasta en el ultimo momento pero hay que hacerlo y por los protagonistas por mucho que ames una persona prodria noser un amor realizado por cosas tan simples

    Responder
  4. PERO GIANINA ,,QUE IDIOTA ERES, IMAGINO TIENES 11 AÑOS,,PUES SOLO A UN IMPUBER SE LE PUEDE OCURRIR CONTAR EL FINAL DE LA PELICULA,,,POR FAVOR,,ELIMINEN LOS POST DE GENTE OLIGOFRENICA, COMO ESTA

    Responder
  5. ola carlos, es probable ke no leas este mensaje nunka, pero me as jodido el final de la pelicula y te lo tengo k decir, asi k, con todo mi respeto ay va. Aaaaachís!!!

    Responder
  6. Acabo de ver El último rey de Escocia y he salido con una desagradable sensación en el estómago. No me ha gustado. A mi parecer Diamante de sangre es muchísimo mejor, más emocionante, con personajes muy interesantes y humanos. Di Caprio, espléndido y Djimon Honsou, tambien. No creo que Whitaker se mereciera el Oscar por ese film, precisamente. Es buen actor, pero en esa última película, tiene mucho más y mejor papel el escocés que él mismo.

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: