Die Welle (La ola, 2008)

La ola película alemanaDirección: Dennis Gansel.
País: Alemania. Año: 2008. Duración: 108 min.
Género: Drama.
Interpretación: Jürgen Vogel (Rainer Wenger), Frederick Lau (Tim), Max Riemelt (Marco), Jennifer Ulrich (Karo), Christiane Paul (Anke Wenger), Elyas M’Barek (Sinan), Cristina Do Rego (Lisa), Jacob Matschenz (Dennis), Maximilian Mauff (Kevin), Ferdinand Schmidt-Modrow (Ferdi).
Guión: Dennis Gansel y Peter Thorwart; basado en el relato corto de William Ron Jones y en la obra de Johnny Dawkins y Ron Birnbach.
Producción: Christian Becker, Nina Maag y David Groenewold.
Música: Heiko Maile. Fotografía: Torsten Breuer.
Montaje: Ueli Christen. Diseño de producción: Knut Loewe.
Vestuario: Ivana Milos.

La idea es interesante. ¿Sería hoy posible revivir el nazismo o algo parecido a una dictadura?. Esta pregunta la plantea Rainer, un profesor a sus alumnos en una clase de proyectos. Deben abordar la autocracia (cuando la voluntad de una sola persona es la ley suprema). Para ello a modo de juego, va proponiéndoles ciertas cosas, como que se sienten rectos, que se incorporen al hablar, que se pongan una camisa blanca, que refuerce su sentido de grupo, etc.

Algunos de estos jóvenes ven en este nuevo sistema algo gratificante, como si no supieran manejar esa libertad de la que son dueños, y necesitaran de alguien que les marque el camino, que los oriente en un mundo en el que se siente perdidos y a menudo frustrados porque todas las comodidades materiales no van secundadas de una realización personal, volviéndose cínicos, desesperanzados y nihilistas.

Lo que comienza como un juego se va complicando porque estos jóvenes, que denominarán a su clase La Ola, para lo que crearán un logo y un saludo propio, ven en ese grupo la manera de cometer actos violentos. No quieren convencer a nadie de nada, sino simplemente pisotear a todo aquel que no se pliega a sus dictados.

Puestas las cartas sobre la mesa, uno puede intuir por donde van a ir los tiros, y nunca mejor dicho, porque pecando de cierto efectismo, el final busca impactar al espectador, si bien, hay elementos menos vistosos, como esa especie de desfile militar, que asustan más que el olor de la sangre fresca o los sesos desparramados.

Es de agredecer que películas europeas, alemana en este caso, lleguen a nuestra pantallas. La Ola no es una obra maestra, pero resulta interesante, y a pesar de tratarse una película enfocada para los jóvenes, no está de más pensar que pasaría si a las hordas de adolescentes, algunos de ellos como vemos cada vez con más frecuencia, capaces de prender fuego a indigentes, por mera diversión, dieran con algún pico de oro, algún lider, que fuera capaz de decirles lo que quieren oir, para canalizar todo esa sin sustancia hacia fines que serían todo menos nobles.

Advertisements

2 comentarios en «Die Welle (La ola, 2008)»

  1. A todo el mundo le gusta pertenecer a un grupo. Por eso hay club de fans, ultras en los estadios, partidos políticos. El hombre es un ser gregario por naturaleza, y además precisan de un jefe, un tutor, que los guíe. No es nada nuevo.

    Responder
  2. Me ha gustado mucho. Creo que es bueno que se hagan películas así que alerten sobre cosas que no es muy descabellado pensar que puedan suceder nuevamente….

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: